Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

López descarta todo pacto con Bildu mientras no pida la disolución de ETA

El 'lehendakari' acusa al PNV de querer reeditar la política de frentes

Bildu no va a figurar en ninguna quiniela poselectoral del PSE. El lehendakari, Patxi López, solemnizó ayer que su partido descarta llegar a cualquier acuerdo tras el 22-M para lograr "mayorías de progreso" tanto en los Ayuntamientos como en las tres Diputaciones con la coalición formada por EA, Alternatiba e independientes abertzales.

En un mitin en el Kursaal de San Sebastián, López reconoció que, tal y como ha sentenciado el Tribunal Constitucional, Bildu es una opción política más en la pugna electoral, pero en su opinión, aún le queda un largo recorrido para ganarse la confianza democrática de los ciudadanos. "A ser demócrata se aprende practicando", aseveró. Y en ese camino, como ya señaló en su declaración institucional del pasado viernes, la coalición independentista deberá ser mucho más exigente con ETA que hasta ahora, "pidiendo sin juegos de palabras su disolución".

La posición socialista reduce las opciones de Bildu para acuerdos tras los comicios a la familia nacionalista, toda vez que el PP jamás va a llegar a un pacto con la coalición. Y ello mientras Bildu se muestra convencida de que va a "condicionar mayorías" y a gobernar en muchas instituciones, como sostuvo ayer en Amurrio (Álava), el secretario general de EA, Pello Urizar. Pero el anuncio de López también rebaja, por ejemplo, las opciones del alcalde donostiarra, Odón Elorza, quien actualmente gobierna con Alternatiba y Aralar. El líder del PSE prevé además que la política de pactos y alianzas que se abra tras el 22-M será "tan plural y diversa" como la propia Euskadi, en los antípodas del "frente" que el PNV sostiene día sí, día también que van a consolidar socialistas y populares.

Ante cerca de 500 personas que abarrotaban una sala del palacio de congresos donostiarra -muchos simpatizantes se tuvieron que quedar fuera-, López recalcó que "ni hay frentes" ni va a haberlos.

Sin embargo, dudó que el PNV vaya a hacer lo mismo y atribuyó, por ejemplo, a la formación de Iñigo Urkullu contactos con el PP para arrebatar a Elorza la alcaldía de la capital guipuzcoana. "Ellos y solo ellos", en alusión a los peneuvistas, "están intentando" reeditar una política de frentes, también con Bildu, remachó.

López incidió en una de las contradicciones con que se pueden encontrar los nacionalistas si quieren pactar con la coalición en Guipúzcoa, donde Bildu parte con mayores expectativas: las principales infraestructuras que abandera la Diputación -el AVE, la ampliación del Puerto de Pasaia o el aeropuerto de Hondarribia- han sido rechazados por los actuales socios en la nueva marca abertzale. Pese a ello, López ve al PNV haciendo llamamientos a Bildu "solo para mantenerse en el poder y llevar adelante su política soberanista" y un concepto de "construcción nacional", que margina a una parte de la sociedad.

Los socialistas gobiernan en dos de las tres capitales vascas (Vitoria y San Sebastián). En total, el PSE controla 19 alcaldías: seis en Vizcaya, incluidas ciudades muy pobladas como Barakaldo, Portugalete y Basauri; ocho en Guipúzcoa, entre ellas Irún, y Rentería, además de la capital, y cinco en Álava, con Vitoria al frente. De los diez municipios más populosos de Euskadi, los socialistas gobiernan en siete.

López llevó al terreno de la gestión de gobierno, en el que el PNV quiere centrar su campaña, la pugna con la formación de Urkullu. Y quiso rebatir con cifras las duras críticas peneuvistas a los dos años de Ejecutivo socialista en Ajuria Enea. "Otro mito se le ha caído al PNV, con el que nos quisieron engañar tanto tiempo: que solo ellos podían gobernar este país. Estamos demostrando no solo que podemos gobernar, sino que lo hacemos mucho mejor que ellos", enfatizó.

Y con datos del PIB, la producción industrial, las exportaciones o el turismo, confrontó el último año del Gobierno de Ibarretxe -"Nunca hemos conocido en Euskadi 12 meses peores. Y decían que no teníamos crisis"- con la recuperación económica de Euskadi que aprecia en la actualidad.

Rubalcaba: "No olvidemos a nuestras víctimas"

"Les debemos el fin de ETA a todas las víctimas del terrorismo, pero también a las nuestras, no conviene olvidar a nuestras víctimas". El ministro de Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, arrancó un sentido aplauso de los asistentes al mitin de ayer cuando nombró a algunos de los hombres y mujeres del PSE asesinados por los terroristas. Estaba hablando del próximo fin de la banda, un objetivo posible gracias a la unidad de los demócratas, la ley de Partidos y la eficacia policial, cuando homenajeó a todas las víctimas. "Si mantenemos con firmeza e inteligencia esos tres principios, la violencia será historia. Este trabajo tan duro se lo debemos a todas la víctimas, a todas, pero también a las nuestras. A las socialistas conviene no ovidarlo", dijo "Podemos hacerlo porque somos solidarios con todas ellas, y porque tenemos muchas con el puño y la rosa", agregó, citando a Fernando Buesa, Enrique Casas y Fernando Múgica, entre otros socialistas asesinados.

Tras ello, el vicepresidente entró de forma más directa en la arena de la política nacional, centrándose de inmediato en el líder de la oposición, Mariano Rajoy. "Tiene miedo", sostuvo, entre las risas de los presentes, y ello por una razón: "Cuando más cerca estamos de la recuperación efectiva del empleo, más lejos está él de La Moncloa".

Casi como si se tratara de la campaña para las próximas elecciones generales, Rubalcaba, uno de los más claros aspirantes a ser candidato del PSOE a la presidencia del Gobierno central en 2012, se volcó en las críticas a quien en esa tesitura sería su oponente para llegar a La Moncloa.

Primero recordó cuál es el método Rajoy, según sus palabras, que debería de "preocupar a los españoles" y que se basa en que "para que una idea no se frustre es mejor no proponerla". Y a renglón seguido aventuró que quienes tienen la campaña muy complicada son los populares porque "es muy difícil pasarse toda la campaña diciendo lo mismo. Dejemos a Rajoy sestear", remachó, para que aflore más su segundo y "verdadero problema: Aznar".

Las frases

- Patxi López. "Bildu debe recuperar la confianza democrática de la ciudadanía. Tiene que ser mucho más exigente con ETA pidiendo claramente, sin juegos de palabras, su disolución. Y por eso, después del 22 de mayo, el PSE no va a pactar en ningún Ayuntamiento o Diputación con Bildu".

- "2010 ha sido el año del mayor ejercicio de solidaridad de la historia de Euskadi"

- "Otro mito se le ha caído al PNV. Ese con el que nos quisieron engañar durante tanto tiempo y que decía que solo ellos podían gobernar este país".

- Rubalcaba. "Rajoy tiene miedo, porque cuando más cerca estamos de la recuperación efectiva del empleo más lejos está él de La Moncloa". "El discurso del PP es el de la derecha derecha, ensuciando la campaña, embarrándola"

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 9 de mayo de 2011

Más información