Reportaje:

El papel se despide de la crisis

2011 sonríe a Ence, Europac, Iberpapel y Sniace, que multiplican ventas y beneficios

Las papeleras españolas, al menos las cotizadas, están de enhorabuena. Las que han presentado ya sus resultados del primer trimestre [véase información gráfica adjunta] lucen incrementos porcentuales de beneficios de tres y hasta de cuatro dígitos respecto de los tres primeros meses de 2010, al tiempo que elevan sus cifras de negocio entre un 20% y un 40%. Para el resto de sus competidoras sectoriales los expertos esperan asimismo buenos resultados trimestrales tras los hecho públicos por estas sociedades al cierre del pasado ejercicio.

Un buen ejemplo de la bonanza que se vive en el papel es el caso de Ence, que, tras volver a beneficios en 2010, después de un 2009 marcado por los efectos de la crisis general y también por las elevadas provisiones que realizó al verse forzada a vender activos en Uruguay, anunciaba el miércoles pasado, a través de su consejero delegado, Ignacio de Colmenares, que la situación actual del mercado de celulosa les permitirá mantener la tendencia observada en sus cuentas en el primer trimestre y alcanzar los 200 millones de euros de resultado bruto de explotación recurrente al cierre de 2011. Aunque dependerá finalmente, matizó, de la capacidad que tenga la empresa para acometer "mayores recortes de gastos y costes" que compensen las subidas de precios que están experimentando los combustibles.

Mejores precios y mayor demanda en el mercado mundial disparan sus cuentas
Europac apunta a cifras récord en 2011 y Ence busca doblar sus megavatios

Y un ejemplo más de los tiempos que corren en el sector: Europac. Según un informe de Ahorro Corporación, puede alcanzar "los mejores resultados de su historia en 2011".

En cualquier caso, hay razones externas e internas que sostienen la recuperación de los resultados de las compañías papeleras.

Entre las primeras, la mejora de los precios y de la demanda mundial en los mercados del papel, del cartón y de la celulosa. Así, en el caso de la celulosa, el precio de la denominada de fibra corta (la que se extrae del eucalipto) se mantuvo en el primer trimestre en 850 dólares, y para ella y para la denominada de fibra larga (que es más cara y se extrae de coníferas) se anunció hace unas semanas un encarecimiento de 30 dólares por tonelada.

En cuanto al papel, Europac, en la presentación de sus resultados del primer trimestre, no duda en atribuir en buena parte su mejora "a la consolidación de las subidas de precio de los papeles reciclado y Kraftliner aplicadas en 2010 y principios de 2011 que, a pesar de las subidas de materias primas y costes energéticos, ha aportado una cierta recuperación de márgenes". También Iberpapel ha situado el incremento de sus beneficios en un contexto de mejores precios del papel y gracias a "la estabilidad de este mercado durante los últimos meses y a la consolidación de la eficiencia operativa del grupo".

La demanda de todos estos productos está creciendo en general en todos los países que van superando la crisis económica mundial y especialmente en algunos productos concretos y en los mercados de China e India. Tendencia que compensa con creces en los últimos resultados de estas compañías la atonía del mercado doméstico. Para los próximos dos años, Ence, por ejemplo, espera que continúe la tendencia positiva en el mercado de celulosa, ya que por el lado de la oferta no espera una entrada de competidores fuertes hasta 2013-2014 y en el lado de la demanda los analistas prevén fuertes crecimientos en India y China.

Como factores internos, la mayor parte de estas sociedades ha contribuido a la mejora de sus resultados con medidas de eficiencia operativa, optimizando la producción y reduciendo costes, mediante diversificación de las actividades para hacer sus resultados menos dependientes del ciclo (apuestas sobre todo por la energía) y a través del fortalecimiento de los balances mediante reducciones de deuda y contención de inversiones.

Así, en el caso de Europac, cuyos últimos resultados trimestrales operativos han sido calificados de "muy buenos" por los analistas de Ahorro Corporación, se explica su fortaleza al cierre de 2010 y en el primer trimestre de 2011, según estos expertos, en la progresiva aplicación del aumento de precios del papel reciclado (60 dólares adicionales por tonelada desde el 1 de febrero), por la adquisición de la planta de SCA en Gasny (Francia) y por la nueva aportación en el primer trimestre de los nuevos ciclos combinados de energía de Dueñas (España) y Viana do Castelo (Portugal).

Ence, que se define como grupo español dedicado, por un lado, a la gestión forestal sostenible para la producción de celulosa de eucalipto (cuenta con 110.00 hectáreas de bosques y con cultivos energéticos) y, por otro, a la generación de energía renovable con biomasa, ha incrementado en un 28% sus ventas de energía en el primer trimestre de 2011, hasta alcanzar los 43 millones de euros. Según su consejero delegado, el grupo va a concentrar sus inversiones en lograr su objetivo de doblar su capacidad instalada hasta unos 420-430 megavatios y triplicar el Ebitda en esta área hasta unos 80 millones en tres años. "Queremos que el 40%-50% del Ebitda global de Ence esté en la biomasa", dice De Colmenares.

Sniace, respecto al negocio de la energía, destaca que los precios del mercado mayorista han aumentado y que las expectativas son "optimistas" aunque el contexto económico es débil. Sobre sus planes de expansión en biocombustibles, dice que espera cerrar la financiación de la planta de Torrelavega en junio y que el proyecto de la planta de Polonia avanza según lo previsto. Es uno de los tres adjudicatarios de proyectos eólicos en Cantabria.

Respecto al endeudamiento, Ence ha reducido la deuda neta en 28 millones de euros en un año, al situarla al final del primer trimestre en 155,3 millones (equivalente a 0,84 veces el Ebitda de los últimos 12 meses). Iberpapel, por su parte, ha reducido en tres meses su deuda neta un 67,75%, al situarla en 4,68 millones de euros, con un índice de apalancamiento del 2,41%.

Unipapel, que ha mejorado sustancialmente tras vender el 50% que tenía en

Ofiservice a la francesa Lyreco con unas plusvalías de 56 millones, podría acercarse en 2011 a una posición neta de caja, según algunos analistas. Reno de Medici, por su parte, redujo en 2010 su endeudamiento financiero en 24 millones de euros hasta situarlo en 106,5 millones.

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance.
RECÍBELO EN TU CORREO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS