Nuevas ayudas y tarifas bajas de la luz para empujar el coche eléctrico

El Consejo de Ministros aprobó ayer un nuevo plan de ayudas al coche eléctrico. El Ministerio de Industria destinará otros 72 millones a subvencionar con hasta 6.000 euros la compra de coches eléctricos y recupera el sistema de tarifa nocturna más barata para facilitar la recarga de coches por la noche. Además, se regula la creación de las electrolineras que vendan la electricidad par la recarga.

El vehículo eléctrico es la gran apuesta de Industria. Esta tecnología debe permitir a España reducir su dependencia del petróleo y absorber el exceso de producción eólica por las noches. El Gobierno ya creó un plan de ayudas a la compra de coches eléctricos en 2009, pero el alto precio de estos automóviles ha hecho que solo algunas empresas hayan acudido. El plan acabó en abril con 1.530 vehículos subvencionados, la mitad de ellos motos.

El Consejo de Ministros ha aprobado ahora un paquete de 72 millones de euros para subvencionar la compra. Con ellos pagará hasta el 25% del precio del coche antes de impuestos con un máximo de 6.000 euros.

Además, un real decreto establece las condiciones para la creación de electrolineras. Se trata de que aparcamientos o centros comerciales puedan instalar puntos de recarga y vender la electricidad, una actividad hasta ahora reservada a las comercializadoras eléctricas. Según un comunicado de Industria, "lo previsible es que esta actividad se realice como negocio secundario en establecimientos como aparcamientos públicos o grandes centros comerciales".

Tarifa supervalle

Por último, el Consejo acordó la creación de "una nueva tarifa de acceso supervalle" desde la una de la madrugada hasta las siete de la mañana. La intención del Ejecutivo es que la flota de vehículos eléctricos (cuando exista) se recargue por la noche y ayude a absorber el excedente de energía eólica que se produce en noches ventosas.

Con el aumento de la potencia eólica, algunas noches de alta producción eólica no hay suficiente demanda eléctrica, y Red Eléctrica se ve obligada a desconectar molinos para no saturar la red. El problema irá en aumento e Industria considera que es un desperdicio perder esa energía autóctona y limpia. España importa un 80% de la energía que consume.

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS