Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Papa destituye a un obispo abierto a la ordenación de mujeres

En un movimiento tan infrecuente como significativo del papado actual, Benedicto XVI ha destituido al obispo australiano William M. Morris, que llevaba 18 años al frente de la diócesis de Toowoomba (este de Australia). La razón es que Morris escribió hace cinco años una carta pastoral en la que decía que, si las reglas de la Iglesia permitieran ordenar sacerdotes a mujeres y a hombres casados, él "estaría abierto a esa posibilidad".

La purga de Morris, decidida tras una larga investigación interna, fue comunicada el lunes por el Vaticano en una lacónica nota: "El Santo Padre, papa Benedicto XVI, ha relevado a su excelencia monseñor William M. Morris del cuidado pastoral de la diócesis de Toowoomba". La fórmula, inusual, sugería que el obispo se había negado a dimitir, como es costumbre en el Vaticano.

En los últimos meses, el Papa ha invitado a dimitir a media docena de obispos relacionados con los escándalos de la pederastia clerical, pero el Vaticano ha camuflado esos ceses como dimisiones. Nunca Ratzinger había "relevado" a un jerarca declarado en rebeldía.

La decisión muestra un Papa más severo en castigar a quien defiende, incluso de forma hipotética, el fin del celibato y la ordenación de mujeres que a implicados en pedofilia.

La decisión generó una pequeña revuelta en Australia. El Consejo Nacional de Curas emitió ayer una nota en la que apoya a Morris, critica la influencia de "ideólogos reaccionarios" en la Iglesia y ataca "la ausencia de transparencia y de un proceso justo". El domingo, Morris dijo que el Papa le ha "negado la justicia natural inherente a todo proceso" y no le ha dejado defenderse.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 5 de mayo de 2011