'La Vanguardia' saca 200.000 ejemplares de su edición en catalán

Desde ayer, La Vanguardia, editada por el Grupo Godó, se publica también en catalán. Avatares del oficio, la primera portada de la nueva época del rotativo barcelonés nacido hace 130 años no fue la prevista: la noticia de la muerte de Osama Bin Laden obligó a aplazar la primera página original de Antoni Tàpies, que se publicará el próximo domingo, si ninguna otra gran noticia lo impide.

Desde ayer, los lectores de este periódico pueden elegir entre el castellano y el catalán, tanto en la edición escrita como en la digital. Otro tanto sucede con los periodistas y colaboradores, que pueden escribir en la lengua que prefieran y revisar, ellos mismos, la versión en el otro idioma.

El presidente de la Generalitat, Artur Mas, y el alcalde de Barcelona, Jordi Hereu, han estado presentes en la rotativa del periódico para ver salir el primer ejemplar en lengua catalana de La Vanguardia, que incluía un artículo de su director, José Antich, en el que señalaba que la iniciativa "satisface una demanda social que ha ido ganando amplitud en los últimos años".

De la edición de ayer de La Vanguardia se han imprimido 200.000 ejemplares en catalán y otros 200.000 en castellano, para que "nadie eche en falta su ejemplar en una u otra lengua", según indicaron fuentes del Grupo Godó. La versión catalana, añadieron estas fuentes, ya contaba con 20.000 suscriptores antes de nacer, por lo que esperan una "muy buena acogida" por parte de los lectores. En este sentido, el objetivo del Grupo Godó es que La Vanguardia en catalán permita duplicar los lectores de la prensa escrita en catalán y pasar de los actuales 350.000 lectores a los 700.000.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0004, 04 de mayo de 2011.