Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Condenados dos expresidentes de Ferrocarrils por el desvío de 2,7 millones

La Audiencia de Barcelona ha condenado a seis años de cárcel a dos expresidentes de Ferrocarrils de la Generalitat que desviaron 2,7 millones de la empresa pública a sus bolsillos. Antonio Herce y Enric Roig urdieron una "trama" para constituir, en 1991, un fondo de pensiones ilegal y repartirlo entre una quincena de directivos.

Herce, exdirector financiero y presidente entre 1999 y 2000, ha sido condenado a seis años de cárcel por malversación de caudales públicos, y a otros ocho de inhabilitación por prevaricar, o sea, dictar una resolución a sabiendas de que es injusta. Roig, presidente de 1993 al 1999, ha sido absuelto de la prevaricación porque el delito ha prescrito.

El tercer procesado en el caso Ferrocarrils, Albert Vilalta (consejero de Medio Ambiente en uno de los Gobiernos de Jordi Pujol) también estaba acusado de prevaricación. La sección sexta de la Audiencia considera que Vilalta, que presidió la empresa de 1983 a 1991 (poco antes de ser nombrado consejero) firmó el contrato de constitución del fondo de pensiones con la entidad Winterthur pese a saber que ese asunto debía ser abordado por el consejo de administración. Vilalta prevaricó, pero se ha librado de la pena porque el delito ha prescrito. No participó en la malversación, según la sentencia, que avanzó ayer El Periódico. "Su intervención entra de lleno en la fase preparatoria de la infracción", pero "no pretendió, ni compartió el enriquecimiento que sí obtuvieron el resto de acusados".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 4 de mayo de 2011