Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:Primer plano

Los directivos eluden la crisis

La retribución de los consejos de administración de las empresas cotizadas cae por las menores indemnizaciones, pero los bonus engordan los sueldos de la alta dirección

"Para la opinión pública de nuestros países es difícil entender cómo tan pocos pueden reclamar tanto. El importe de algunos bonus es cuestionable, y no sólo desde un punto de vista moral". La cita no pertenece a ningún grupo antisistema. La suscribían siete ministros de Economía europeos, entre ellos Elena Salgado, en una carta sobre los bonus del sector financiero publicada en septiembre de 2009, que concluía: "La cultura de los bonus debe terminar y debe hacerlo en la próxima reunión del G-20 en Pittsburgh". Año y medio después, las cifras muestran que la cultura de los bonus no ha desaparecido y que las reformas para aumentar la transparencia sobre las retribuciones están a medio camino.

La remuneración de los consejeros de las 121 empresas cayó un 11,3%

El sueldo de la alta dirección aumentó un 5% por los bonus de Amadeus

Santander y Telefónica tienen los consejos con mayor retribución

Tazón y Sáenz son los mejor pagados entre los que publican su sueldo

Las generalizaciones son peligrosas, y más cuando se trata de un conjunto de más de un centenar de empresas. Los datos de 2010, además, vienen marcados por algunos factores excepcionales. Con todo, las cifras recopiladas por EL PAÍS a partir de los informes anuales de gobierno corporativo y avances de resultados de todas las empresas que cotizan en el mercado continuo español muestran que las cúpulas de las empresas han esquivado, en general, la crisis más dura que ha vivido la economía española en medio siglo y cuyo último exponente es una cifra de parados que ronda los cinco millones.

Las cifras de 2010 son difíciles de analizar. Si se miran las sumas finales, la retribución de los consejos de administración cae y la de los altos directivos no consejeros sube. Pero en ambos casos hay partidas que distorsionan la comparación.

La remuneración de los consejos de administración de las 121 empresas analizadas fue de 398,5 millones en 2010, un 11% menos que en 2009. Sin embargo, la caída se debe en buena medida a que en 2009 se disparó la retribución por una serie de indemnizaciones y de liquidaciones de planes de incentivos plurianuales que no se repitieron en 2010. Si se depura la comparación, la conclusión es que la caída fue mínima, del orden del 1%. Y, si además, se echa la vista atrás, se comprueba que la retribución de los consejos de administración de las empresas del Ibex ha crecido un 40% en cinco años, es decir, a un ritmo medio anual del 7%. La conclusión es que crecieron con fuerza en los años de bonanza y han conservado esas ganancias en plena crisis. También es cierto que buena parte de las compañías españolas, sobre todo de las más grandes, se han convertido en multinacionales y han sido capaces de sortear esa crisis por la buena evolución del negocio en el exterior, sobre todo en Latinoamérica.

Con todo, la caída de las retribuciones de los consejos del año 2010 es la mayor desde que la Comisión Nacional del Mercado de Valores empezó a exigir informes de gobierno corporativo con un contenido -relativamente- homogéneo. Y aunque el descenso global se deba sobre todo a factores excepcionales, en los informes se aprecia que el recorte en la remuneración del consejo afecta a algo más de la mitad de las empresas (62 de las 121), una cifra mayor que en cualquier ejercicio anterior. Algo de contención sí se ha producido por la crisis.

En cuanto a la alta dirección, el factor que más distorsiona la comparación es el bonus multimillonario recibido por los directivos de Amadeus con motivo de la salida a Bolsa. La retribución total de los altos directivos no consejeros fue de unos 516 millones en 2010, lo que supone un incremento del 5% frente al ejercicio anterior. Descontando Amadeus y Endesa (cuya cifra de 2009 también está distorsionada por las indemnizaciones de directivos), la retribución se mantuvo estable.

El descenso de algunos bonus cobrados en 2010 se debe en buena parte al retroceso de los beneficios del año anterior, pues tales premios se suelen entregar con el ejercicio ya cerrado. Hay muchas empresas en las que la paga variable ha descendido en 2010, pero en conjunto los bonus tienen mayor propensión a subir en los años de bonanza que a bajar en los de crisis.

En todo caso, la definición de alta dirección varía mucho de una empresa a otra. Telefónica solo incluye en ese grupo a 6 de sus 1.900 directivos, por ejemplo, mientras que una empresa muchísimo más pequeña, como Vidrala, cataloga como altos directivos a 36 personas. La empresa que engloba un mayor número de ejecutivos en esa categoría es ACS, con 65.

Las dos variables que en mayor grado determinan la cuantía de la retribución del consejo son el tamaño de la empresa y el número de consejeros ejecutivos que se sientan en su órgano de administración. En términos absolutos, los consejos con una mayor retribución en 2010 fueron los de Banco Santander (34,1 millones), Telefónica (27,6 millones), Mapfre (13,4 millones), BBVA (13), ACS (12,2), Iberdrola (11) y Repsol (11). La presencia de seis consejeros ejecutivos en Santander y Mapfre y de tres en Telefónica explica en parte que encabecen la clasificación.

Si lo que se analiza es el sueldo por categorías, los consejeros independientes mejor pagados fueron los de Telefónica (541.000 euros de media), seguidos por los de Iberdrola (462.000) y BBVA (456.000). Los del Santander y Repsol superaron por escaso margen los 300.000 euros de media y los del Banco Popular son los únicos que no cobran entre las empresas del Ibex.

En cuanto a los consejeros ejecutivos, es decir, aquellos que además de formar parte del órgano de administración de la sociedad asumen funciones de directivos en la empresa (como el presidente ejecutivo o el consejero delegado), de nuevo es Telefónica la que tiene, de media, los consejeros ejecutivos mejor pagados, seguida por Iberdrola, Santander y BBVA.

No es posible saber, sin embargo, si el presidente de Telefónica, César Alierta, es el ejecutivo mejor pagado de España, porque la empresa no publica aún los datos individualizados. La CNMV ha decidido no exigir por ahora a las compañías que cumplan la ley de Economía Sostenible, que entró en vigor a principios de marzo, y que en teoría obliga a las empresas a publicar el sueldo individualizado de sus consejeros y a someter esas retribuciones a la votación consultiva de la junta de accionistas.

Entre los ejecutivos de los que sí se conoce el sueldo, el mejor pagado en 2010 fue José Antonio Tazón, con más de 10 millones de premio extraordinario por la salida a Bolsa de Amadeus, la empresa que ha presidido desde 1990. El segundo mejor pagado fue el consejero delegado del Santander, Alfredo Sáenz, con 9,2 millones, un 10% menos que en 2009. El siguiente lugar correspondería a algunos de los otros seis directivos de Amadeus que se repartieron 44 millones de premio por la salida a Bolsa, con una media de 7,3 millones por cabeza cuyo reparto no se conoce. Entre las grandes empresas, el presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán recibió 5,35 millones más acciones de Iberdrola Renovables por otros 1,6 millones. El de Repsol, Antonio Brufau, cobró 4,62 millones y la empresa destinó otros 2,49 millones a las pólizas de seguro y por aportaciones a planes de pensiones y premios de permanencia. El presidente del BBVA, Francisco González, ganó 5,3 millones. -

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 1 de mayo de 2011