El filón electoral del voto foráneo

¿Qué votarán los extranjeros? Es la pregunta que sobrevuela los comités de campaña de PP y PSOE, que el 22-M se disputarán el respaldo de los 473.748 inscritos en el censo electoral. Cerca de 180 Ayuntamientos de más de 15.000 habitantes y cuya inclinación pende de un concejal escrutan la voluntad de electores nacidos fuera de España. Los partidos asisten al fenómeno como una inversión a largo plazo. "Es muy difícil que los extranjeros provoquen un vuelco, pero su influencia será decisiva en los comicios municipales y autonómicos de 2015", explica el profesor Alfonso Ortega, autor de un informe al respecto de la Fundación Alternativas, vivero ideológico del PSOE.

Los socialistas pretenden explotar en su estrategia la "mala imagen" que -dicen- habría provocado el PP con su discurso de "mano dura" contra los inmigrantes, resumido en iniciativas como el "contrato de integración", que conmina a los extracomunitarios sin trabajo a regresar a sus países de origen. "El PSOE ha querido extender los derechos de los nuevos electores", defiende el responsable de movimientos sociales, Pedro Zerolo, que recuerda que su formación promovió la única campaña para estimular la inscripción en el censo de los ciudadanos de los de los diez países -Ecuador, Bolivia, y Paraguay, entre ellos- que se estrenarán en las urnas el 22-M, y que se sumarán a los electores tradicionales de la Unión Europea y Noruega. Las propuestas del PP gravitarán en presentar a José Luis Rodríguez Zapatero como el causante de la crisis económica y el paro, que padecen al 30% de los inmigrantes. "Los extranjeros pueden comparar la etapa de bonanza de Aznar con la situación económica provocada por el Gobierno socialista", concluye el diputado popular Rafael Hernando.

Más información

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 29 de abril de 2011.

Te puede interesar

EmagisterMÁSTER MÁS DEMANDADO

Lo más visto en...

Top 50