Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Tres miembros del Gobierno plantan al Parlament

El Gobierno catalán ha anulado tres de las cuatro comparecencias en el Parlament que tenía previstas en los próximos días. A la ausencia del consejero de Sanidad, Boi Ruiz, para informar del plan de recortes, se han sumado dos más. La vicepresidenta Joana Ortega, titular también de Gobernación, en el ojo del huracán tras el posible despido de un millar de trabajadores de la Administración, anuló el lunes su presencia en comisión y la ha fijado para el 11 de junio, 20 días después de las elecciones.

Germà Gordó, secretario del Gobierno, tenía una cita en la Cámara para informar del caso Palau y del cambio de criterio judicial del consorcio de la institución musical. El único que ha mantenido su comparecencia es el consejero de Territorio y Sostenibilidad, Lluís Recoder.

La oposición interpretó esas anulaciones en clave electoral y acusó al Gobierno de despreciar a la Cámara. Laia Bonet, portavoz del PSC, acusó a Ruiz de querer explicar a los diputados "a escondidas" los recortes y deploró que Ortega haya alegado un viaje para no presentarse ante los parlamentarios. "Que no tenga un agujero en mes y medio parece difícil de justificar", afirmó Bonet

Anna Simó, de ERC, instó a la presidenta de la Cámara, Núria de Gispert, a que haga cumplir las "reglas del juego" democrático. Y el portavoz ecosocialista, Jordi Miralles, afirmó: "Como neoliberales que son, quieren externalizar la vida parlamentaria". Enric Millo, del PP, lamentó el "desprecio" a la Cámara, y Jordi Turull, de CiU, se defendió de los ataques recordando que el Gobierno da explicaciones cada 15 días en el pleno y refrescó la memoria al tripartito, al que acusó de no comparacer en la Cámara tras el episodio de las nevadas de hace un año.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 27 de abril de 2011