Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

"Caen las últimas maniobras dilatorias"

La oposición reaccionó rápidamente al nuevo revés judicial de Francisco Camps. Como en ocasiones anteriores, la Generalitat y el PP guardaban, en cambio, silencio bien avanzada la tarde de ayer. Ángel Luna, el portavoz parlamentario del PSPV-PSOE que fue juzgado y absuelto en un caso producto de sus denuncias de la connivencia del Gobierno valenciano con la trama, afirmó: "El Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana acaba de tumbar las dos últimas maniobras dilatorias de Camps para retrasar y enmarañar el procedimiento".

"Camps se encuentra mucho más cerca de sentarse en el banquillo de los acusados en relación con la operación de la trama Gürtel en la Comunidad Valenciana", añadió el portavoz socialista; "actuaciones que, como se podrá ver, van mucho más allá de los célebres tres trajes, porque el problema asciende a multitud de contratos irregulares pagados con dinero público de los valencianos por la cúpula del Consell de la Generalitat presidido por Francisco Camps".

Marga Sanz, coordinadora de Esquerra Unida del País Valencià y candidata a las elecciones de la Generalitat por la formación, consideró que los "esfuerzos" del presidente para evitar ser juzgado "hacen aguas por todos lados". "El rechazo del tribunal a sus últimos recursos le acerca al banquillo judicial cada vez más", prosiguió, "y lo más triste de todo es que a pesar de esa situación continúa siendo candidato del PP a presidir la Generalitat. Le pedimos al PP que lo corrija in extremis antes de que empiece la campaña electoral, y que no lleve a un candidato absolutamente sometido a la situación judicial".

Los próximos pasos relacionados con el caso Gürtel que debe dar el tribunal valenciano están relacionados con las dos inhibiciones que el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) dictó a favor del tribunal valenciano en los años 2009 y 2010. La primera se refiere al supuesto trato de favor que las empresas de la red recibieron de la Generalitat, y que la Fiscalía Anticorrupción vincula a la entrega de regalos a los cuatro imputados en el caso de los trajes. La segunda contiene numerosos indicios de que las cúpulas del PP y el Gobierno valencianos cometieron delitos de prevaricación, cohecho y delito electoral en su relación con la trama. La fiscalía ha pedido acumular las inhibiciones a la causa de los trajes. Fuentes jurídicas lo consideran, sin embargo, improbable dado lo avanzada que está esta causa.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 21 de abril de 2011