El PSOE mantiene como candidato al alcalde condenado de Quesada

El regidor fue inhabilitado, pero argumenta que la sentencia está recurrida

Dice Manuel Vallejo, alcalde de Quesada (Jaén) y candidato socialista, que tras ser condenado por no evitar el urbanismo ilegal en su municipio, ha recibido el apoyo de sus vecinos, de su partido e incluso de la oposición. Y es verdad que su candidatura no ha sido muy contestada. Solo el PP ha pedido que "una persona que ha sido condenada, aunque la sentencia no sea firme, no esté en ninguna lista electoral, sea del partido que sea", según Miguel Ángel García Anguita, secretario provincial de los populares en Jaén, quien precisa que esta máxima no debe aplicarse a los imputados.

Vallejo, tras 14 años como alcalde de Quesada y seis como primer teniente de alcalde, fue condenado en octubre por el Juzgado de lo Penal número 1 de Jaén a seis meses de inhabilitación para empleo o cargo público por omisión del deber de perseguir delitos urbanísticos al permitir varias construcciones en el paraje del Llano, una zona catalogada como suelo no urbanizable. Pero Vallejo ha decidido encabezar de nuevo la lista local del PSOE porque la sentencia aún no es firme, ya que está recurrida ante Audiencia de Jaén.

"Como jueces y fiscales persigan a alcaldes, no quedamos ni uno"

Vallejo se siente una víctima de la impotencia de los Ayuntamientos pequeños para controlar el urbanismo ilegal. "Tengo un solo policía local por turno para vigilar un término municipal de más de 32.000 hectáreas, con una decena de aldeas, y así es imposible poder controlar todas las actuaciones, entre otras cosas porque hay tareas no menos prioritarias para los agentes, como regular el tráfico o garantizar la seguridad ciudadana", apunta. Y llama la atención sobre la paradoja de que la condena ha llegado tras la denuncia presentada por los vecinos a los que el Ayuntamiento paralizó sus obras. El juez también condenó a ocho propietarios de viviendas y constructores. "Si a mí me condenan por omisión del deber de perseguir el delito y a los otros por desobediencia, aquí hay algo que no cuadra", dice el alcalde.

Todo empezó hace seis años, tras la denuncia de un vecino a quien se le paralizó la obra. Después vendrían más denuncias. Vallejo dice que, tras advertirse la irregularidad urbanística, se envió a la Policía Local, y más tarde al Seprona de la Guardia Civil. "Si hay un alcalde que ha actuado para cumplir la legalidad he sido yo", remarca Vallejo. Pero la fiscalía le acusó durante el juicio de hacer la vista gorda en al menos un centenar de casas construidas en suelo no urbanizable.

El alcalde de Quesada cree que la Ley de Ordenación Urbanística de Andalucía (LOUA) es "poco digerible" para los municipios pequeños por sus limitados medios económicos y humanos. Aún así dice que desde el primer momento ha trabajado para cumplir la norma. Eso sí, lanza una advertencia: "Como les dé a jueces y fiscales por perseguir a alcaldes, no quedamos ni uno".

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0017, 17 de abril de 2011.

Lo más visto en...

Top 50