Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crítica:

Historia de la Filosofía

Filosofía. Sin duda esta notable Historia de la Filosofía, que ahora reedita felizmente la editorial Ariel en cuatro volúmenes, constituye uno de esos raros tesoros que una determinada forma, muy clásica, de entender la cultura, la actividad intelectual y, más en concreto, la práctica filosófica nos ha dejado en herencia. Su autor, Frederick Copleston, pertenece, al igual que Abagnano, Brehier, Hischberger y algún otro, a una raza de filósofos -los historiadores de la filosofía- en vías de extinción. A nadie se le escapa el fácil (facilón, en realidad) reproche que se le puede dirigir a este tipo de proyectos: es imposible que nadie lo sepa todo de todos, por lo que con toda seguridad una historia de la filosofía general de tan desmesurado aliento está condenada a ser un rosario de sinopsis y resúmenes de los grandes del pasado. Aun aceptando que el reproche pudiera tener algo de acertado en ciertos casos, la contrapartida que ofrecen este tipo de obras cuando sus autores son de la inequívoca solvencia filosófica de Copleston es clara. A través de su mirada, el lector puede ir encontrando sendas, recorridos, hilos conductores para lo que, de otro modo, fácilmente se le aparecería como una discontinuidad contingente y sin sentido. El historiador de la filosofía ejerce en ese sentido de historiador sin más: muestra el orden, la pauta, la deriva, que circula por debajo de la tumultuosa y caótica superficie de los diversos presentes. Ha habido otras formas, claro está, de abordar la misma tarea. Por ejemplo, la representada por las historias de la filosofía de Belaval, Châtelet y otros, en las que el responsable del proyecto se encargaba de seleccionar a los máximos especialistas en cada una de las figuras o corrientes seleccionadas. Se escapaba así del reproche de la imposible competencia para hablar de todo con excelencia (por parafrasear a Manuel Sacristán, director de la edición castellana de la obra de Copleston, por cierto), pero a costa de exponerse a otro: no había elemento de continuidad alguno que atravesara las diferentes propuestas. Si se trata de entender, no hay color entre las dos opciones.

Historia de la Filosofía

Frederick Copleston

Traducción de J. M. García de la Mora,

J. C. García Borrón, A. Doménech,

M. Sacristán y V. Camps

Ariel. Barcelona, 2011. 4 volúmenes. 944 / 712 / 752 / 848 páginas. 29 euros cada uno

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 16 de abril de 2011