El Consell se niega a decir cuánto paga Canal 9 por el programa 'DBT'

La portavoz del Consell, Paula Sánchez de León, se ha amparado en el derecho a la intimidad que recoge la Constitución para no informar sobre las retribuciones económicas que obtienen los periodistas que participan en el programa de debate DBT de Canal 9. También se niega a informar del coste total del programa porque existen cláusulas de "confidencialidad" con las empresas contratadas.

Sánchez de León, en respuesta a una pregunta parlamentaria del portavoz de Compromís, Enric Morera, realizada el pasado 8 de febrero y hecha pública ayer, sostiene que proporcionar datos sobre los honorarios, si no hay autorización expresa del particular, "constituye una vulneración de la intimidad".

La portavoz alude a "numerosas sentencias" del Tribunal Constitucional en las que se declara que el derecho fundamental a la intimidad "tiene como objeto garantizar a las personas un ámbito reservado de su vida vinculado con el respeto de su dignidad, ante la acción y el conocimiento de otros".

"Proporcionar datos sobre los honorarios que cobran las personas, excepto si hay autorización expresa del particular, constituye una vulneración de la intimidad, del derecho a mantener reservados aspectos de su vida que se quieren proteger del conocimiento público", señala.

Morera también pedía a Sánchez de León conocer qué coste tiene para el ente público la realización de este programa, ante lo que la consejera afirma que son "semejantes a los que comportan este tipo de espacios emitidos por otras televisiones autonómicas" y explica que no se pueden revelar porque se incumplirían "las cláusulas de confidencialidad con las empresas contratadas".

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción