Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Consell se niega a decir cuánto paga Canal 9 por el programa 'DBT'

La portavoz del Consell, Paula Sánchez de León, se ha amparado en el derecho a la intimidad que recoge la Constitución para no informar sobre las retribuciones económicas que obtienen los periodistas que participan en el programa de debate DBT de Canal 9. También se niega a informar del coste total del programa porque existen cláusulas de "confidencialidad" con las empresas contratadas.

Sánchez de León, en respuesta a una pregunta parlamentaria del portavoz de Compromís, Enric Morera, realizada el pasado 8 de febrero y hecha pública ayer, sostiene que proporcionar datos sobre los honorarios, si no hay autorización expresa del particular, "constituye una vulneración de la intimidad".

La portavoz alude a "numerosas sentencias" del Tribunal Constitucional en las que se declara que el derecho fundamental a la intimidad "tiene como objeto garantizar a las personas un ámbito reservado de su vida vinculado con el respeto de su dignidad, ante la acción y el conocimiento de otros".

"Proporcionar datos sobre los honorarios que cobran las personas, excepto si hay autorización expresa del particular, constituye una vulneración de la intimidad, del derecho a mantener reservados aspectos de su vida que se quieren proteger del conocimiento público", señala.

Morera también pedía a Sánchez de León conocer qué coste tiene para el ente público la realización de este programa, ante lo que la consejera afirma que son "semejantes a los que comportan este tipo de espacios emitidos por otras televisiones autonómicas" y explica que no se pueden revelar porque se incumplirían "las cláusulas de confidencialidad con las empresas contratadas".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 15 de abril de 2011