Telefónica mantendrá la retribución a los accionistas tras años de subida

La operadora garantiza 1,75 euros entre dividendo y recompra de títulos desde 2012

Telefónica va a seguir siendo una de las compañías que mejor recompensa a sus accionistas. Pero va a dejar atrás la política de aumento continuo del dividendo que adoptó César Alierta desde su llegada a la presidencia de la compañía hace más de una década para mimar al pequeño accionista.

El giro en la política retributiva de la operadora consistirá, por un lado, en congelar a partir de 2013 en 1,75 euros por título la retribución mínima al accionista; y, por otra, en combinar el pago del dividendo en metálico con otras fórmulas de remuneración como la recompra de acciones propias para llegar a ese objetivo de 1,75 euros.

El dividendo de Telefónica ha pasado de 0,25 euros en 2003 a los 1,75 euros comprometidos en 2012. La operadora se gastará este año 7.300 millones por ese concepto, lo que supone el mayor dividendo repartido por una empresa española.

Sacará este año Atento a Bolsa y venderá su capital en Portugal Telecom
Más información
Telefónica recortará en un 20% su plantilla en España en tres años
Telefónica propone bonus millonarios para sus directivos tras anunciar el recorte de plantilla
El Gobierno reitera su desagrado ante el recorte de plantilla de Telefónica
El Gobierno actuará con "la máxima exigencia" en el ERE de Telefónica

Telefónica necesita parte de esos fondos para equilibrar su balance reduciendo la deuda de 55.000 millones y afrontar las nuevas inversiones.

En este sentido, Alierta, que abrió ayer la VIII Conferencia de Inversores que se celebra en Londres, se mostró más categórico que nunca a la hora de dar por cerrada la política de adquisiciones tras la compra a Portugal Telecom de su participación en la brasileña Vivo, y ha señalado que solo pujarán por el espectro radioeléctrico, como las frecuencias que se van a subastar en España este verano, y por alguna pequeña empresa de innovación. "Hemos alcanzado la escala justa", indicó.

La operadora anunció igualmente sus previsiones de crecimiento a tres años vista. Los ingresos crecerán entre un 1% y un 4% en tasa anual media entre 2010 y 2013, en la misma línea que los años anteriores. El margen sobre Ebitda (resultado bruto de explotación) estará en el rango alto del 30%, frente al 38% en que se encuentra actualmente, mientras que la inversión entre 2011 y 2013 alcanzará los 27.000 millones, ligeramente inferior a los 30.000 millones de 2009 a 2012, y que se destinarán a incrementar la capacidad de las redes fijas y móviles.

Para hacer caja, la operadora también quiere acelerar la salida a Bolsa de Atento, que se realizará este año "más pronto que tarde", según el director de Estrategia de Telefónica, Santiago Fernández Valbuena, y se desharán del 2% que aún conservan del capital de Portugal Telecom, tras la venta del 8% a diversos fondos en el transcurso de la operación de Vivo.

Muy esperada era la primera comparecencia de Zaryn Dentzel, el presidente y fundador de Tuenti, desde que Telefónica compró esta red social para adolescentes. Dentzel centró su discurso en el potencial del portal y en sus sinergias con la telefonía móvil, pero no ofreció ningún dato financiero que permita vislumbrar como va a monetizar a sus 10,6 millones de usuarios.

Sobre la firma

Ramón Muñoz

Es periodista de la sección de Economía, especializado en Telecomunicaciones y Transporte. Ha desarrollado su carrera en varios medios como Europa Press, El Mundo y ahora EL PAÍS. Es también autor del libro 'España, destino Tercer Mundo'.

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS