Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Telefónica recortará en un 20% su plantilla en España en tres años

El operador acometerá "medidas adicionales de reestructuración de la plantilla" que afectarán a 5.600 trabajadores.- Prevé vender activos por 600 millones

Telefónica ha adelantado hoy que planea reducir su plantilla en España en un 20% durante los próximos tres años. Eso supondrá la supresión de 5.600 de un total de 28.000 empleos, que es el tamaño actual de la plantilla de telefonía fija, según fuentes de la compañía. La medida ha sido anunciada por Guillermo Ansaldo, presidente de Telefónica de España, en la segunda jornada de la convención de inversores que celebra la compañía en Londres.

Telefónica ya anunció el pasado mes de febrero con motivo de la presentación de resultados de 2010 varias medidas para reducir costes. Entre las que están ya en marcha figura una reducción del 6% en mandos directivos intermedios para lo que contaba con una dotación de 202 millones de euros, y la desligar paulatinamente la subida de sueldos de la inflación o la de adoptar estructuras más flexibles.

Pero además de esas medidas ya anunciadas, Telefónica anuncia nuevas iniciativas para aumentar la "flexibilidad y la productividad" entre las que cita la posible externalización de servicios y "procesos adicionales de reestructuración de la plantilla". La conclusión es que las iniciativas adoptadas supondrán una reducción de aproximadamente el 20% de la plantilla de Telefónica en tres años. En principio, el ajuste solo afectará a la actividad de telefonía fija e Internet, que ocupa a 28.000 empleados, aunque la plantilla total en España asciende a 32.000 personas, según precisaron en fuentes de la compañía.

La compañía pretende que el ajuste de personal, en caso de materializarse, se produzca con el pleno acuerdo de los sindicatos, informaron en fuentes de la operadora. La operadora difícilmente podría plantear un expediente de regulación de empleo (ERE) tras presentar el grupo unos beneficios récord de 10.167 millones de euros en 2010, los mayores conseguidos por una empresa española, y ser la filial igualmente rentable, señalan en fuentes sindicales.

El anuncio del ajuste se produce apenas dos semanas después de que se hayan llevado a cabo elecciones sindicales en las que por primera vez se impuso UGT sobre CC OO, aunque ambos sindicatos dominan el comité intercentros., Los representantes de los trabajadores deben negociar el nuevo convenio, ya que el actual se encuentra prorrogado. El ajuste es el primero que se produce en Telefónica tras los expedientes de regulación que realizó el anterior presidente, Juan Villalonga, a finales de los 90, y el de 2003 ya bajo presidencia de Alierta

Sueldos desligados de la inflación

Como medidas de ahorro para aumentar la productividad, Telefónica también plantea que los sueldos y las prestaciones a la plantilla estén más ligados a la productividad que a la inflación, dado que el 85% de los trabajadores están sometidos a convenios colectivos y cada punto porcentual de aumento de la inflación representa un coste de 15 millones de euros para la compañía.

En su presentación, Ansaldo ha reconocido que los ingresos de Telefónica han caído con fuerza en los últimos dos años (un 5,9% en 2009 y un 4,4% en 2010) en España y que esa caída ha sido aún más brusca en los negocios tradicionales con mayor margen. Telefónica de España ha sufrido fuertemente la competencia en todos los terrenos. En el móvil, fue la segunda compañía tras Vodafone que más clientes pierde por el procedimiento de la portabilidad mientras que en Internet perdió clientes por primera vez en saldo neto en febrero. El presidente de la filial se ha propuesto como reto mantener una cuota de mercado de ingresos de aproximadamente el 48%-50% en 2013, centrándose en los clientes de valor.

Venta de activos por 600 millones

Ansaldo también ha apuntado que llevará a cabo la venta de activos no estratégicos, algunos en curso (como la venta de aplicaciones de tecnología informática (IT) y de propiedades inmobiliarias) y de otros hasta obtener 600 millones de euros en los próximos tres años, y que tratará de llegar a acuerdos con otros operadores para compartir la inversión en la nueva red de fibra óptica, que representará un tercio de la inversión total.

La empresa espera adoptar también otras medidas de ahorro de costes como el desarrollo de un mayor nivel de automatización y gestión de las operaciones a distancia, simplificación de la tecnología o compras y desarrollo de producto a escala de grupo para aprovechar economías de escala.

Gómez afirma que no es un buen momento para ajustes tan importantes

El ministro de Trabajo e Inmigración, Valeriano Gómez, ha afirmado hoy que no es un buen momento para producir ajustes de plantilla "en un tamaño tan importante", en referencia al recorte anunciado por Telefónica España. "Sabemos que nuestras compañías internacionales compiten en mercados difíciles y tienen exigencias en ese sentido", ha apuntado el ministro de Trabajo, aunque ha subrayado que en Telefónica hay "tradición" de diálogo y consenso con los representantes sindicales.

Por tanto, ha dicho que espera que ambas partes sean capaces de alcanzar decisiones como lo han hecho en el pasado. Gómez ha señalado que Telefónica tendrá que negociar esta decisión con sus representantes sindicales, abordar todo el proceso habitual en estos casos y finalmente "tendrá que pactar la decisión".

Más información