Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Elecciones municipales y autonómicas

Vila-real programa la apertura de una biblioteca sin libros

La idea de abrir infraestructuras aunque no se puedan utilizar para su fin no está limitada al aeropuerto de Castellón. El Ayuntamiento de Vila-real (PP) ha anunciado la apertura de su nueva biblioteca central, pese a que aún no tiene libros.

Ante la prohibición de la ley electoral de inaugurar obras en período preelectoral, el equipo de gobierno ha optado por la fórmula de "jornada de puertas abiertas". Así, ha anunciado que el jueves 21 y viernes 22, en horario limitado, se podrá acceder a las instalaciones en las que, durante esta semana, se está colocando el mobiliario interior.

Además, el 26 de abril, primer día hábil tras Semana Santa, se abrirá la Sala de Lectura, pero aún sin el servicio de préstamo bibliotecario.

El responsable de la infraestructura en el Ayuntamiento, Ignasi Clausell, justificó que, de esta manera, "libremente, cada ciudadano optará por entrar o no entrar en la biblioteca central y podrá ver esa obra que han pagado todos los vilarrealenses y como propietarios y usuarios podremos entrar a ver esa biblioteca".

Según fuentes municipales, el Ayuntamiento todavía no ha recibido el certificado de fin de obra, lo que supondría otro obstáculo para permitir el acceso a las instalaciones. El edificio, que ha costado cuatro millones de euros, se ha levantado en algo menos de dos años y supondrá el cierre de la actual biblioteca, ya que el Ayuntamiento no tiene personal para dotar los dos centros, así como el cierre de otros centros de lectura de barrio. En cualquier caso, servirá, en el caso de que permanezca abierta, como lugar de estudio, con lo que se cumplirá con una reivindicación estudiantil.

Además, el Ayuntamiento ha designado también su nueva biblioteca central como sede electoral para el próximo 22 de mayo.

Posible recurso

Para el candidato del PSPV a la alcaldía, José Benlloch, es "símbolo del despilfarro y del malgasto en un municipio con una importante tasa de paro". A juicio de Benlloch, es la muestra de que "el PP prima las obras por encima de las personas".

En cualquier caso, el PSPV no ha decidido aún si recurrirá a la junta electoral el anuncio realizado por el equipo de gobierno del Ayuntamiento de Vila-real. Según indicó el socialista "los ciudadanos no son tontos, saben cómo está actuando el ayuntamiento y, si quieren ver la biblioteca, también están en su derecho". La nueva biblioteca tendrá capacidad para 75.000 libros y 275 lugares de lectura, lo que significa triplicar tanto el espacio como la capacidad de la actual biblioteca.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 14 de abril de 2011