Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Necrológica:

Rolando Valdés Blain, guitarrista clásico cubano

Impulsó el repertorio español en EE UU

El guitarrista clásico cubano Rolando Valdés Blain (La Habana, 1922) falleció el pasado día 2 en su casa de Manhattan (Nueva York, EE UU) a los 89 años. Su larga y fructífera vida artística estuvo ligada a su guitarra, a los escenarios musicales y a la danza, especialiándose en el repertorio español. Fundó el departamento de guitarra de la Manhattan School of Music y estructuró sus programas de estudios, aún vigentes. Valdés era un defensor de la nueva composición para guitarra y un teórico de la transcripción de obras a este instrumento.

Llegó a Nueva York casi niño y comenzó sus estudios junto a su hermano Alberto con el famoso concertista y compositor uruguayo Julio Martínez Oyanguren, a quien Joaquín Rodrigo consideraba el mayor guitarrista del siglo XX. Hizo su primera aparición profesional a los 13 años de edad. A mediados de los años treinta, con 16 años, formo un dúo de guitarra clásica con su hermano, se dieron a conocer en la radio y llegaron a tener un programa semanal en la WNYC, la emisora pública de mayor audiencia de EE UU.

Tras servir en Birmania durante la II Guerra Mundial, estudió en Madrid con Regino Sainz de la Maza y ganó el Gran Premio, un concurso cuyo jurado estaba presidido por Joaquín Rodrigo.

Sus giras profesionales le llevaron por toda América y Europa. En 1955 fu

e nombrado primer solista de la orquesta del Radio City Music Hall bajo la dirección de Raymond Paige, siendo el primer guitarrista que obtuvo ese puesto. Después tocó en muchas ocasiones para el Spanish Ballet Company y para el Joffrey Ballet en las coreografías de Gerald Arpino, especialmente en la exitosa ¡Viva Vivaldi!, la favorita del público durante dos décadas. The New York Times calificó su acompañamiento "una joya que refleja todos los matices de la música barroca". Con el Joffrey también tocó la Fanfarria de Chapí y la Glorianna de Britten. Sus muchos discos fueron éxitos. Grabó con el célebre violinista Ruggiero Ricci y actuó en el Carnegie Hall. En el año 2002 apareció junto a su esposa Joan Blain en el documental Carmen Amaya Reina de los gitanos; Valdés la había acompañado en sus giras americanas y les unía una estrecha amistad.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 13 de abril de 2011