Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Elecciones municipales

El fuego autorizado por Medio Rural en Bande arrasó cerca de 500 hectáreas

No fueron 20 hectáreas, sino cerca de 500 las que ardieron en Bande el viernes en un fuego controlado autorizado por la Consellería de Medio Rural en plena ola de calor y viento africano sobre Galicia. Este departamento emitió un comunicado a última hora de esa tarde en el que cifraba en "más de 20" las hectáreas quemadas en ese municipio. Cinco minutos antes de las 12 de la noche -con las ediciones de prensa ya cerradas- Medio Rural difundió una última nota en la que anunciaba que la superficie asolada superaba las 300 hectáreas. Ayer, con el fuego controlado aunque no extinguido, la cifra aumentaba hasta cerca de las 500.

Al mismo tiempo, Medio Rural anunciaba una investigación interna para conocer y aclarar las causas y saber si hubo negligencia tanto en el fuego de Bande como en otro declarado en Outeiro de Rei (Lugo), en el que ardieron unas 50 hectáreas el pasado jueves.

Los efectos devastadores del fuego que se extendió desde Bande hasta el municipio próximo de Verea fueron de tal calibre que el alcalde de Bande, el popular José Antonio Armada, se mostró "indignado" por la forma en que se propagó "sin control por parte de los profesionales" de la empresa pública Seaga, que realizaron una "quema preventiva" autorizada por Medio Rural. Las llamas asolaron una de las principales reservas de pinus pinaster de Galicia, propiedad de los comuneros que anunciaron ya el mismo día que se exigirán igualmente responsabilidades a la Xunta.Los socialistas también exigen explicaciones. La secretaria de organización del PSOE ourensano María Quintas aseguró que Medio Rural "tendrá que explicar por qué concede autorizaciones para quemas controladas cuando se da una conjunción de factores tan adversos" como los de los últimos días. Quintas sostiene que "el abandono de las políticas de gestión forestal" por la Xunta se traduce en Ourense en una cadena de incendios "descontrolados por falta de medios". "Con su política de austeridad, la Xunta recortó cerca de 24 millones y a día de hoy se debía de llevar ya un mes trabajando en la campaña de prevención", detalló la socialista.

La escasez de medios iniciales para apagar el incendio de Bande fue igualmente denunciada por el alcalde y por los vecinos que asistían indignados al avance de las llamas. Hasta primera hora de la noche del viernes, con el fuego campando a sus anchas, apenas había recursos humanos y materiales que pudieran hacer algo por controlarlo. A partir de las 21 horas se incorporaron brigadas de A Coruña y Cáceres para trabajar en la extinción.

Fuentes de los servicios forestales aseguraron a este periódico que la práctica de autorizar quemas controladas "no es la recomendada" por los especialistas y sostienen que el de Bande no ha sido el único fuego autorizado por Medio Rural que se "le va de las manos" a los brigadistas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 10 de abril de 2011