Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:TROTAMUNDOS | Tom Fernández - Director | EL VIAJERO HABITUAL

En la boca del volcán

El director asturiano Tom Fernández, que ayer estrenó el filme ¿Para qué sirve un oso?, nos cuenta su aventura islandesa.

Un destino interesantísimo.

Siempre quise ir y, aprovechando que rodamos ahí secuencias de esta última película, pasé dos días de visita turística. Era otoño, y estaba despejado. El azul ártico del cielo es precioso y, aunque no hay árboles, la vegetación toma unas tonalidades preciosas.

Pero solo fueron dos días...

Dieron mucho de sí. Para empezar, paseamos por el impresionante Vatnajokull, el glaciar más grande de Europa. Con mucho cuidado, eso sí.

¿De no resbalar?

Ojalá fuera solo eso. Los guías cuentan historias de gente que abre la puerta del 4×4 y desaparece engullida por una grieta o porque el hielo no era lo suficientemente robusto.

¿Y cómo se anda por ahí?

Siguiendo a los guías, que van palpando con unos bastones para cerciorarse. Si te despistas y se te ocurre moverte un centímetro de más, te gritan: "¡No!".

¡Qué tensión!

Fue tranquilo comparado con la siguiente aventura. Volvíamos en helicóptero a Reikiavik y se nos ocurrió preguntar al piloto si se veía el Eyjafjalla, el famoso volcán.

¿El que paralizó toda Europa?

El mismo. Y como no se veía, al piloto se le ocurrió llevarnos y colocarse sobre el cráter inclinando el aparato. Fue alucinante, como si la tierra quisiera tragarnos. Aunque en ese momento yo solo pensaba: "Como vuelva a entrar en erupción..."

Puro suspense ese viaje.

Cuando vuelva, me encantaría recorrer la isla en caravana. Reikiavik fue más tranquilo, aunque al caer la noche a la gente le sale el lado vikingo. ¡Qué manera de beber! La ciudad es preciosa y nos quedamos con ganas de ver más. Nos faltó, por ejemplo, el Saga Museum de cultura vikinga.

¿Degustaron las especialidades locales?

Probamos varias sopas hipercalóricas y el frailecillo. Da un poco de pena porque es muy mono y venden peluches del pájaro por toda Islandia.

¿Y el hakari, la carne de tiburón fermentado?

Cuando vuelva;dicen que es para paladares muy resistentes.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 2 de abril de 2011