Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Louro se despide destacando la reducción de la delincuencia

El Gobierno nombra hoy a Cortizo delegado en Galicia

Antón Louro deja la Delegación del Gobierno en Galicia, tras casi dos años en el cargo, con una espina clavada: la no resolución de la desaparición hace ya siete meses de Sonia Iglesias. Un misterio que tiene "atormentada a una familia y alarmada a toda una ciudad", pero que confía en que se aclare pronto "porque están activados los mejores medios".

Louro, que se despidió ayer para afrontar la campaña electoral en Pontevedra, donde encabeza la candidatura socialista, se mostró contento del "balance positivo" de su labor como representante del Ejecutivo central, sobre todo en materia de seguridad. Los últimos datos confirman que se redujo la criminalidad en las ciudades, dijo al restar importancia a "un cierto repunte" de algunos delitos y faltas en núcleos del rural.

"Galicia es un territorio seguro, con un índice de criminalidad por debajo de la media nacional y muy inferior al del resto de la Unión Europea", apuntaló Louro. Dio por definitivamente revocados los tiempos en que la comunidad autónoma, y sus costas, eran las predilectas "para las mafias del contrabando y el narcotráfico". Para el político pontevedrés, las supuestas bandas organizadas que han protagonizado episodios de criminalidad en el rural gallego no representan un peligro de que recrudezca la inseguridad. "Se están poniendo todos los medios" para atajar la actuación de individuos "que vienen de fuera a actuar a Galicia", insistió.

En lo que no está de acuerdo el hasta ahora delegado del Gobierno es en las quejas de organizaciones de la Guardia Civil por la falta o descoordinación de los medios para incrementar la seguridad en el ámbito rural. "Son opiniones poco fundadas", sostuvo Louro, subrayando el número de 1.300 agentes que suman el instituto armado y la Policía Nacional.

Aunque se mostró agradecido por el grado de colaboración y buen entendimiento que logró, dijo, con la Xunta y demás Administraciones, Antón Louro hizo un ruego ante la eterna polémica por las obras de construcción del AVE en Galicia: "Hay que descargar este tema de ansiedad electoral, debe primar el interés general por encima de cualquier otro partidista o de oportunidad política".

El Consejo de Ministros aprobará hoy el cese de Louro y el nombramiento de su sustituto, el compostelano Miguel Cortizo, diputado del PSdeG durante los cuatro mandatos de Fraga en la Xunta. Dejó la política gallega para desempeñar la máxima representación en el Embajada de Paraguay.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 1 de abril de 2011