Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
Catástrofe en Japón

Alemania, Francia y España cerrarán plantas que no pasen las pruebas

Los jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea acordaron ayer realizar pruebas de seguridad a las centrales nucleares y aplicar los más altos estándares de seguridad a los 143 reactores repartidos en 14 de los 27 países de la Unión, pero solo Alemania, España y Francia se comprometieron públicamente a cerrar las plantas que suspendan el examen. "Si es evidente que no supera el test de estrés de seguridad y que no se pueden aplicar medidas correctoras, la consecuencia lógica es que la central no debe tener actividad", señaló José Luis Rodríguez Zapatero.

El Consejo Europeo debatió sobre el desafío que Fukushima plantea a la política energética europea. El siniestro nipón no pone en tela de juicio el principio de que "la combinación de fuentes de energía es competencia de los Estados", reiterado ayer por los líderes europeos, pero es una lección que los Veintisiete quieren aprovechar. De ahí el propósito de revisar la seguridad de todas las centrales con patrones de máximo rigor y transparencia.

Los exámenes, que se realizarán en los meses venideros, serán elevados a finales de año al propio Consejo Europeo, para que sugiera las mejoras. Los grupos ecologistas consideran que el acuerdo es insuficiente por no haber previsto sanciones.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 26 de marzo de 2011