Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
COLUMNA

'Lo bailao'

Los analistas tenían un chollo tan inacabable en los medios, que hasta Internet se convirtió en una congregación de analistas. Entonces llegaron los analistas de los analistas para comerse un trozo del pastel. Un género nuevo que consiste en ser articulista del articulista. Pero la realidad es un collar en crecimiento perpetuo y pronto llegarán los analistas de los analistas de los analistas con su cátedra a cuestas. Mientras tanto, las novedades siempre llegan por el flanco que nadie supo analizar. La crisis económica o las revueltas árabes delataron que tanto análisis y contraanálisis no nos hacía menos ciegos.

En Portugal ha pasado algo similar. La crisis de Gobierno estaba cantada, y nunca mejor dicho, desde que hace unos días la RTP eligió la canción que los representaría en la próxima edición de Eurovisión, que tendrá lugar en Düsseldorf. Los Homens da Luta se impusieron, gracias a los votos del público sobre el jurado, con su canción Luta é alegría, la Lucha es alegría. A la manera de nuestro Chiquilicuatre, los portugueses se inclinan por la participación paródica, para nada condenada al fracaso; a veces las aportaciones más melódicas y cursis vuelven al hogar como canarios escaldados. Así de insondable es el misterio de ese concurso, única aportación al paneuropeísmo de nuestras televisiones, y ya es penoso solo pensarlo.

Los Homens da Luta, liderados por los hermanos Nuno Jel y Vasco Duarte, parodian los grupos colectivos que marcaron la lírica de la revolución de los claveles, precedente de nuestra libertad sin ira. Populares gracias al programa de humor Vai tudo abaixo!, cuya cabecera en el canal Sic Radical era la voladura de un edificio, participan en sketches, colaboraciones musicales y mantienen varios grupos como este, que llevará a Eurovisión un estribillo tan contundente como: "De noche y de día la lucha es alegría".

Portugal ya vivió días atrás una jornada de protestas destinadas a agitar el descontento juvenil bajo el lema Geraçao a rasca, algo así como generación puteada. Nadie sabe cómo interpretarán todo esto los analistas, los analistas de los analistas y los analistas del vecino, pero no está de más recordar que TVE llevará a Eurovisión a Lucía Pérez con el tema Que me quiten lo bailao. ¿Nos van a quitar también eso?

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 25 de marzo de 2011