Tribuna:TRIBUNA
Tribuna
Artículos estrictamente de opinión que responden al estilo propio del autor. Estos textos de opinión han de basarse en datos verificados y ser respetuosos con las personas aunque se critiquen sus actos. Todas las tribunas de opinión de personas ajenas a la Redacción de EL PAÍS llevarán, tras la última línea, un pie de autor —por conocido que éste sea— donde se indique el cargo, título, militancia política (en su caso) u ocupación principal, o la que esté o estuvo relacionada con el tema abordado

La Pepa 2012, la fiesta de la democracia

Resta solo un año para que celebremos desde Andalucía el bicentenario de la Constitución de 1812, la fiesta de la libertad y la democracia. Un evento catalogado por el Gobierno de España como acontecimiento de excepcional interés público por las connotaciones históricas, sociales y políticas que rezuma. La Pepa 2012 celebra el Estado de derecho que hoy disfrutamos a través de la efemérides de la primera carta magna española e iberoamericana, la que puso los cimientos de un modelo de convivencia basado en la igualdad, la libertad y el reconocimiento de los derechos civiles.

El 19 de marzo de 2012, por tanto, no es una conmemoración cualquiera. Es el aniversario de la madurez de un sistema que tuvo su origen en Andalucía, concretamente en Cádiz, ciudad que albergó los debates de las primeras Cortes de nuestro país y acogió la promulgación de La Pepa. Cádiz tuvo un papel destacado, pero toda Andalucía en su conjunto tuvo una especial relevancia en aquella época. De hecho, la España de hoy le debe mucho a Andalucía y al papel principal que jugó en los acontecimientos que jalonaron el siglo XIX; por citar algunos ejemplos, la batalla de Bailén, la de la Barrosa, el pronunciamiento de Rafael del Riego en Las Cabezas de San Juan o el intento de los Coloraos de restablecer la Constitución en Almería en 1824.

Más información

Un texto constitucional que tiene también un marcado sello andaluz. No hay que olvidar que de los más de 300 diputados que conformaron las Cortes de 1810 a 1813, más de medio centenar representaban circunscripciones electorales de nuestra tierra. La Pepa no hubiera sido igual sin el concurso de los diputados andaluces porque era Andalucía la que respiraba, entonces, en los inicios del siglo XIX, un marcado acento liberal.

Ahora, 200 años después, queremos rendir homenaje a todos esos diputados andaluces, de España, Iberoamérica y Filipinas que tuvieron la valentía de inaugurar la modernidad con una Constitución que clausuraba el Antiguo Régimen y otorgaba el poder al pueblo, al que consideró ciudadano y sujeto de derechos y libertades hasta entonces impensables. Una carta magna que, entre otras cuestiones, dejaba atrás los privilegios, hacía independiente a la justicia o ponía las bases del municipalismo. En definitiva, dibujaba una nueva realidad en la que la ciudadanía era soberana, tenía derecho a la educación y gozaba de la libertad de imprenta y de opinión. Una carta magna que traspasó fronteras con claras y reconocidas influencias en constituciones de América y Europa.

Ante esa importancia nacional e internacional de La Pepa, el Consorcio para la Conmemoración del II Centenario de la Constitución de 1812, está preparando una programación muy ambiciosa que combina actos institucionales, culturales, artísticos, políticos y lúdicos de máximo nivel, con el objetivo de celebrar por todo lo alto el Bicentenario del Doce. Una efemérides en la que llevamos trabajando desde el año 2007 y que tendrá en 2012 su punto más álgido, el año fuerte. Un año cargado de actividad que tendrá su cita más importante en el apartado político-institucional con la celebración de la XXII Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y de Gobierno, en la que Cádiz acogerá la reunión de más alto nivel de los mandatarios iberoamericanos de uno y otro lado del Atlántico.

El Doce marcará de nuevo un antes y un después en Andalucía. Se pretende, de hecho, que su impacto se mantenga en el tiempo al convertirla en el centro neurálgico del constitucionalismo democrático.

El Consorcio, de hecho, no solo está realizando un importante esfuerzo en el diseño de una programación atractiva para La Pepa 2012 sino que va más allá y al mismo tiempo está trabajando ya en los denominados legados del bicentenario. La recientemente creada Fundación Cádiz Libertad será la entidad encargada de gestionar todo el patrimonio que se genere gracias a la efemérides y tendrá como misión fundamental la tutela de los derechos humanos y la protección de la libertad y la democracia como valores superiores del ordenamiento jurídico en cualquier sociedad europea o americana. Para conseguir estos propósitos, la Fundación creará el Observatorio de los Derechos, las Libertades y la Democracia, como centro para promoción y desarrollo de estos valores en el espacio político, social y cultural euroamericano.

Iniciada la cuenta atrás, el bicentenario de la Constitución de 1812 avanza ya, por tanto, a velocidad de crucero y solo resta que la propia ciudadanía viva la conmemoración y la haga suya, viva la celebración de la democracia, la celebración del marco de derechos y libertades que hoy es incuestionable y que tuvo en La Pepa su primer referente. Si hay algo de lo que debamos congratularnos es de poder vivir en una sociedad que lucha por la igualdad, la libertad, la justicia y los derechos sociales. Por ello, La Pepa 2012 va más allá y es un acontecimiento cargado de significado. Es quizás la fiesta más importante de todas las que pudiéramos celebrar. Y será en Andalucía, tan solo dentro de un año.

Luis Pizarro Medina es consejero de Gobernación y Justicia de la Junta de Andalucía y presidente del Consorcio para la Conmemoración del II Centenario de la Constitución de 1812.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción