Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las lluvias desbordan el pantano de Susqueda

La estampa ayer era tan poco usual, que muchos curiosos decidieron acercarse al pantano de Susqueda para ver el agua caer. El temporal de lluvia que ha azotado Cataluña desde el viernes, y que ayer por la tarde empezó a remitir, ha llenado los embalses hasta el punto que han tenido que dejar ir mucha más agua de lo habitual.

En concreto, el de Susqueda estuvo un metro por encima de su capacidad, según un portavoz de Protección Civil. Los de Boadella y Portbou también estaban rebosantes y tuvieron que soltar agua.

Eso hizo que algunos ríos como el Ter, el Fluvià, La Muga y el Onyar bajasen mucho más caudalosos de lo habitual. Protección Civil mantiene la fase de alerta del Plan Inuncat por el peligro de crecidas imprevistas de los ríos en las comarcas de Maresme, Selva, Alt y Baix Empordà y Vallès Oriental y Occidental en el caso de que continúen las lluvias.

Por ahora, el temporal no ha originado grandes problemas relacionados con los cauces de los ríos. El martes, el Fluvià se desbordó en tres puntos a su paso por Olot (Garrotxa), pero no ocasionó problemas a la población. Algunos municipios del Alt Empordà cortaron las calles que cruzaban o que pasan por las inmediaciones de los ríos para evitar accidentes.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 17 de marzo de 2011