Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Laporta será el 'número 2' de Portabella y elude descartar un pacto con Hereu

ERC solo contará con dos candidatos en los cinco primeros puestos de su lista

Jordi Portabella, candidato de ERC en Barcelona, logró ayer la foto que buscaba con ahínco desde el verano: la suya con Joan Laporta, el ex presidente del FC Barcelona, que engrosará como número 2 la lista unitaria que impulsó Portabella y a la que también se sumó Reagrupament. Tras unas negociaciones que han durado semanas, y tras la marcha de Laporta de la coalición con la que se presentó en las autonómicas, Solidaritat Catalana per la Independència, ambos sellaron ayer el pacto y se llenaron de cumplidos. "Estoy muy contento del esfuerzo que ha hecho Laporta para venir a la lista de ERC", arrancó Portabella; le alabó Laporta: "Será un gran alcalde, por su trayectoria, sus conocimientos y su coraje".

El diputado se alineó en todo con Portabella. Han pactado los ejes básicos del programa, que se redactará con ayuda de entidades de la ciudad y de forma consensuada con Reagrupament. Laporta no descartó pactar con Jordi Hereu si el PSC logra ganar el 22-M: "Daremos apoyo a la lista que voten mayoritariamente los barceloneses", dijo. Los socialistas ven con buenos ojos la candidatura de Portabella, ya que creen que podrá reconstruir el espacio soberanista de la ciudad y, sobre todo, arañar votos a CiU.

Portabella tiene el pacto que buscaba: unir a prácticamente todas las fuerzas independentistas de la ciudad -a excepción de las CUP y de lo que queda de SI tras la marcha de Laporta; aunque a costa de desdibujar las siglas de ERC. Él será el cabeza de lista y la imagen de la coalición junto con Laporta. El número 3 será para los republicanos, representado por la concejal Ester Capella. El siguiente lugar lo ocupa el candidato de Reagrupament en la ciudad, Ignasi Planas, y el quinto puesto será para Anna Arqué, del partido de Laporta, Democràcia Catalana.

El líder municipal de ERC relega a dos de sus cuatro concejales, con pocas posibilidades de salir elegidos. Xavi Florensa, hombre cercano a la dirección del partido, será el sexto en la lista, y en el séptimo lugar irá Ricard Martínez, dominador de los entresijos de la política local.

Portabella ha sacrificado a dos de sus activos para lograr la unidad. Esquerra pagó cara la división soberanista en las autonómicas, que agravó su resultado electoral, y ahora no quiere reincidir en el error. Los resultados de la coalición sumarán para ERC en el cómputo para la Diputación. Laporta pondrá los focos en la candidatura y tendrá un espacio en el Ayuntamiento; Reagrupament opta a un regidor, una utopía si la formación se presentara en solitario. Portabella no se pone límites: "Aspiramos a la victoria", concluyó.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 17 de marzo de 2011