Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Elecciones municipales

Tensión electoral en la Festa do Cocido

Terra Galega acusa al PP de "captar votos a traición" por copar un tercio del aforo de una feria gastronómica de Narón - Feijóo fue recibido con silbidos

"Captación de votos a traición". A Terra Galega, el grupo que gobierna Narón, se le atragantó el lacón con la aparición estelar del presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, el pasado sábado en la VII Festa do Cocido de A Gándara, una de las barriadas más populosas de este pujante municipio, que linda con Ferrol y que ha crecido en población hasta colocarse como la octava ciudad de Galicia.

El líder del PPdeG irrumpió a última hora del mediodía en el pabellón municipal escoltado por un centenar de cargos y militantes populares, entre los que se contaban un senador, Juan Juncal, y un diputado en el Congreso, Arsenio Fernández de Mesa. Para la comitiva popular hubo algunos aplausos y abucheos. Compraron cien entradas -la tercera parte del aforo- y coparon la fiesta gastronómica para disgusto de Terra Galega y del resto de la corporación naronesa (BNG y PSOE), donde el PP tiene cinco de los 21 ediles.

De los cien comensales populares que se sentaron a la mesa, "no más de diez" eran vecinos de Narón, criticó Avelino Rouco, coordinador local de TeGa. La Festa del Cocido de A Gándara la organizan cada año los residentes de esta joven barriada de Narón, y tienen la costumbre de invitar a su vecino y alcalde, Xosé Manuel Blanco. El regidor encajó con aplomo la inesperada competencia política del líder del PPdeG pero, tirando de retranca, recomendó a los vecinos que exprimieran al máximo la visita del presidente gallego. "Mirad bien a Feijóo, que después del 22 de mayo no lo veréis más por aquí", dijo Blanco.

El PP naronés lamentó la actitud hostil de "un pequeño grupo" de personas, que silbaron al presidente gallego. "Feijóo acudió para compartir una fiesta con los vecinos demostrando, una vez más, su preocupación por Narón en un acto en el que la política quedó al margen", aseguran los populares. Terra Galega y el PP pactaron un gobierno de coalición en Narón en 2007 pero el acuerdo se rompió en 2010.

El de Narón no fue el único conflicto político que se vivió este fin de semana en las fiestas gastronómicas de Galicia. El domingo en Chantada (Lugo), una localidad con alcalde socialista, un policía local comunicó al senador y presidente provincial del PP, José Manuel Barreiro, que él y otros cuatro cargos públicos del partido no podían acceder al palco de la feria del vino para acompañar al pregonero. El agente les trasladó a los cargos populares que no figuraban en el listado de autoridades, pese a que instantes antes habían participado en otros eventos de la feria.

Barreiro remitió ayer una carta abierta a todos los vecinos de Chantada para aclarar lo sucedido. "Creo que no exagero si afirmo que lo acontecido el domingo en Chantada no tiene precedentes en ninguna de las muchas ediciones que se han celebrado de exaltación de estos caldos", asevera en la carta. El dirigente popular disculpa a quienes "por imperativo legal" impidieron al acceso al palco pero cuestiona la "falta de respeto" a la que asegura que fueron sometidos los políticos populares "como legítimos representantes de los vecinos", un comportamiento, afirma, "censurable, reprochable y, desde todos los puntos de vista, inaceptable".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 15 de marzo de 2011