Jiménez reivindica para Egipto el modelo de reforma sin ruptura que aplicó Suárez

Adolfo Suárez ya no puede escucharlo pero seguramente le gustaría saber que la ministra de Asuntos Exteriores, la socialista Trinidad Jiménez, reivindicó ayer en El Cairo (Egipto) el referéndum para la reforma política que el ex presidente del Gobierno organizó en diciembre de 1976. Jiménez reconoció, 35 años después, que la consulta fue útil para desbrozar el camino hacia la democracia, aunque la izquierda lo boicoteó entonces como un intento de perpetuar el franquismo.

La alusión viene a cuento porque el sábado se celebra en Egipto un referéndum para modificar parcialmente la Constitución del expresidente Hosni Mubarak. Las fuerzas democráticas se oponen y reclaman una Ley Fundamental de nueva planta. De nuevo, ruptura frente a reforma.

La ministra urge a la ONU a aprobar la zona de exclusión aérea en Libia
Más información
Jiménez dice en Siria que en cada país árabe "el ritmo de las reformas es diferente"
España tropieza con la renuncia de Egipto en su intento por relanzar la Unión por el Mediterráneo

Jiménez se reunió ayer en El Cairo con el primer ministro, Essam Sharaf, y con el jefe de las Fuerzas Armadas y presidente en funciones, Mohamed Tantaui. Ambos le confirmaron que habrá referéndum, aunque el resultado sea incierto. Tantaui reiteró la voluntad del Ejército de dejar el poder cuando se cumplan seis meses de la dimisión de Mubarak, el pasado 11 de febrero. La ministra ofreció el modelo de la transición española y prometió organizar seminarios en Egipto para que políticos españoles de la época expliquen su experiencia.

Lo que más preocupa, sin embargo, a las autoridades egipcias es la desastrosa situación económica, agravada por el hundimiento del turismo. Un día antes del viaje, España retiró la recomendación de no viajar a ese país.

Tantaui también le expresó su inquietud por la posibilidad de que Gadafi se vengue de quienes se han atrevido a desafiarle y tome represalias contra el millón y medio de egipcios que viven en Libia. "Gadafi es impredecible", le dijo. La ministra urgió a la ONU a atender el llamamiento que le hizo el sábado la Liga Árabe para que imponga una zona de exclusión aérea sobre Libia que impida a Gadafi usar sus aeronaves. "El Consejo de Seguridad debe ser sensible a una petición que viene del mundo árabe y es muy importante en este momento no dejar sola a Libia, que necesita una resolución cuanto antes", afirmó. Aunque el propio Tantaui duda de que, a estas alturas, la exclusión aérea baste.

Por la tarde, Jiménez voló a Damasco, que está muy lejos de seguir el ejemplo de Egipto. Aunque ha liberado a algunos presos políticos y ha anunciado un plan de empleo juvenil, la represión no cesa. Los activistas sirios han convocado para hoy una jornada de protesta bajo el nombre de Día de la Ira. Un panorama muy diferente al de la España de 1976, que votaba a los sones de una canción titulada Libertad sin ira.

Sobre la firma

Miguel González

Responsable de la información sobre diplomacia y política de defensa, Casa del Rey y Vox en EL PAÍS. Licenciado en Periodismo por la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB) en 1982. Trabajó también en El Noticiero Universal, La Vanguardia y El Periódico de Cataluña. Experto en aprender.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS