Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dos trabajadores mueren mientras manipulaban una conducción de gas

Dos trabajadores murieron ayer en Valencia mientras realizaban tareas de mantenimiento en una conducción de gas. Los hechos tuvieron lugar hacia las tres del mediodía en la calle del Alcalde Reig de Valencia, que es la prolongación hacia el centro urbano de la autovía de El Saler. Los dos hombres, uno de ellos de 27 años y el otro también joven, se hallaban manipulando una tubería de gas en una zanja abierta enfrente del número 2 de dicha calle cuando, por causas que ayer todavía se desconocían, se produjo algún tipo de escape tóxico que terminó con su vida.

Los cuerpos permanecieron tumbados durante varias horas en la acera de la calle, mientras agentes del Cuerpo Nacional de Policía y de la Policía Local acordonaban la zona en prevención de que el escape de gas pudiera tener mayores consecuencias. El corte de la calle Alcalde Reig, casi a la altura del Palau de les Arts, unido a la caótica situación del tráfico durante la semana fallera, provocó un monumental atasco en el acceso sur de la ciudad de Valencia.

Los dos fallecidos se encontraban en la zanja, que tenía aproximadamente dos metros de profundidad, para revisar la conducción cuando cayeron intoxicados. Los dos jóvenes estaban empleados por una subcontrata de Gas Natural, según informó la compañía, que añadió que las tareas que realizaban estaban programadas desde hacía tiempo. En ese tipo de actuaciones, añadió la empresa, no es necesario proceder a cortar el suministro de gas, por lo que responsabilizó a la subcontrata de lo que describió como un "accidente laboral".

Gas Natural afirmó igualmente que los escapes de gas de ese tipo no representan "ningún riesgo contra la ciudadanía", porque solo suponen un peligro cuando ocurren en sitios cerrados. La zanja en la que trabajaban los obreros, según dicha explicación, tendría la consideración de espacio cerrado.

Los primeros en dar la voz de alarma sobre el estado de los operarios la dieron los empleados de un taller mecánico cercano a la zanja. Dieron el aviso, explicaron, al ver que los dos jóvenes tardaban mucho en salir. Al lugar acudieron los bomberos y dos ambulancias del SAMU que a pesar de intentar reanimarlos no pudieron hacer nada por salvar sus vidas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 15 de marzo de 2011