Crítica:ROCK-MTV WINTER
Crítica
Género de opinión que describe, elogia o censura, en todo o en parte, una obra cultural o de entretenimiento. Siempre debe escribirla un experto en la materia

Hormonas alteradas

Prácticamente metido con calzador en plena vorágine fallera, el MTV Winter no lo tuvo difícil para volver a reventar su aforo, en la que era su cuarta y, por el momento, última edición. Su cartel para este año era, con mucha diferencia, el más endeble de los cuatro, pero un reclamo tan indisimuladamente adolescente como el de My Chemical Romance y Sum 41 (por otra parte, el más acorde con la actual programación de la cadena) no debía tener dificultades para congregar a una entusiasta concurrencia, jovencísima, integrada por cerca de 30.000 personas. Y no las tuvo. Los valencianos The Welcome Dynasty se vieron, como ya es costumbre, perjudicados por ese incómodo mazacote sonoro en que se convierte el escenario cuando irrumpe el grupo telonero. Todo un clásico. No les impidió, en todo caso, demostrar por qué son una de las bandas locales con más proyección, con una propuesta que debe su contagio a sus deudas con el rock anglosajón más trendy de última generación. Con lo de Sum 41, a más de uno le pudo venir a la cabeza aquella alienada sentencia proclamada por Beck hace casi veinte años ("MTV Makes Me Want To Smoke Crack"). Como profecía se hubiera quedado corta, porque el absurdo derroche de decibelios, gestos de cara a la galería y vacua ramplonería del discontinuo set de los canadienses, sin gracia ni para hacer versiones, hizo que el revival punk rock californiano de mediados de los 90, reducido por ellos a caricatura, parezca un dechado de virtuosismo digno de añoranza. Al menos a My Chemical Romance se les aprecia ansia por contentar a distintos segmentos de público, ya despojados de su disfraz emo. Tantean el rock bailable a lo Franz Ferdinand (Planetary Go!), un bullicioso garage rock de parvulario (Na Na Na) o ese nuevo AOR para jóvenes que podría acercarles a los mejores Jimmy Eat World (The Kids From Yesterday). Suficiente para desatar el jolgorio entre la muchachada, y para no resultar plomizos para el resto. Porque haberlos, los había: tras la desbandada adolescente, aún había quien esperaba, cambiando radicalmente de tercio, a disfrutar de las sesiones de unos Groove Armada adscritos al trazo grueso (sin perder la ocasión de recuperar su demoledor Supesrtylin') y unos Orbital que también tiraron de material propio.

CUARTA EDICIÓN DEL MTV WINTER

Ciudad de las Artes y las Ciencias. Valencia, sábado 12 de marzo de 2011. The Welcome Dynasty, Sum 41, My Chemical Romance, Groove Armada (DJ Set) y Orbital (DJ Set).

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS