El ABB duerme sus tensiones internas

Agirre, Solaguren y Beltrán de Heredia encabezarán las tres listas forales

En el PNV de Álava hay heridas sin cicatrizar, pero en el proceso de elección de sus candidatos a las Juntas Generales para el 22 de mayo nadie ha querido echarlas sal. Este clima de tregua transitoria permitió de hecho al ABB, en la noche del jueves, subrayar el respaldo unánime de la Asamblea Regional a la lista "integradora", que encabezarán Xabier Agirre y las diputadas forales Covadonga Solaguren y Estefanía Beltrán de Heredia por las cuadrillas de Vitoria, Ayala y resto, respectivamente.

Iñaki Gerenabarrena salva por tanto sin rasguños políticos la confección de esta lista electoral después de la amarga experiencia que le supuso encontrar un candidato a la alcaldía de Vitoria. Ahora, apenas ha encontrado resistencia en la junta municipal de Avendaño, donde ya no tiene mayoría entre la afiliación. Lo comprobó en el encuentro que la cúpula del ABB mantuvo el pasado martes con los representantes de la Interjuntas.

Avendaño presionó para que el 'número dos' fuera Arruabarrena

El debate interno se centró en quién debía ocupar el segundo puesto de la plancha detrás del cabeza de lista, Xabier Agirre. Las opciones, como adelantó EL PAÍS el pasado jueves, eran Pedro Ignacio Elosegui, del agrado del aparato jeltzale alavés, y Malentxo Arruabarrena, vencedora moral en la carrera a candidata a alcalde de Vitoria. Desde la dirección se apostaba por Elosegui al recordar que históricamente quien ocupaba esta posición era considerado como candidato a presidir las Juntas Generales. Por contra, los defensores de Arruabarrena apelaron a la paridad, a la apuesta por la proyección de una mujer en un puesto tan significativo y al reconocimiento que esta diputada foral había obtenido entre las juntas municipales de la capital en su pugna con Ramiro González por encabezar la lista al Ayuntamiento. Ganó Elósegui.

En la Asamblea Regional del jueves apenas hubo otras voces discrepantes que las de Avendaño, que ya se presumían. El ABB reconoce en su nota oficial que su propuesta integradora fue confeccionada en base "a diferentes criterios, entre ellos los resultados del proceso electoral interno y de la legislación sobre la paridad vigente".

La proximidad de las elecciones locales y forales aconseja adormecer las tensiones internas en el PNV alavés. Más aún, parece existir entre los críticos con el equipo de Gerenabarrena una táctica no escrita de silenciar las discrepancias con la gestión del poder establecido. En el ABB, cuando se siente acuciado como ahora, tiene cierta propensión a sospechar conspiraciones. Los críticos lo saben y por eso no quieren dar motivos.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS