Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:Elecciones municipales y forales

Un proyecto al albur de las urnas

El BAI Center, la iniciativa estrella de Lazcoz, será uno de los ejes de la campaña en Vitoria - El alcalde decide no acudir a un debate con los opositores al plan

El futuro del palacio de congresos y de las artes y auditorio de Vitoria, bautizado como Business & Arts International (BAI) Center, se decidirá en las urnas el próximo 22 de mayo. Todo apunta a que será uno de los principales puntos de fricción de la campaña. El equipo de gobierno local, con el socialista Patxi Lazcoz a la cabeza, ha apostado fuerte por su proyecto estrella para consolidar la marca de Vitoria en el mapa europeo y diversificar su economía. Tanto es así que destina casi un 5% del presupuesto de este año a una obra presupuestada de momento en 157 millones de euros (180 millones con IVA), cuyo coste asumirá en un 80%.

El candidato del PP a la alcaldía, Javier Maroto, considera que el proyecto supone "la peor decisión económica de la hstoria" de la ciudad. El tercero en discordia, el PNV y su aspirante, Gorka Urtaran, condiciona su apoyo a que las demás instituciones aumenten sus aportaciones para que el consistorio no tenga que recurrir a 50,3 millones de la sociedad urbanística municipal Ensanche 21. Y todo ello mientras las asociaciones vecinales lanzan una campaña que tendrá hoy uno de sus platos fuertes con un debate entre los candidatos en torno al proyecto, previsto en el Palacio Europa. El alcalde ha optado por no acudir. De haberlo hecho, se habría encontrado defendiendo el proyecto en solitario frente a PP, PNV, EB y EA, en un ambiente hostil al BAI Center.

El PP estima el plan "la peor decisión económica de la historia" de Vitoria

El Gobierno tiene previsto aportar al proyecto 25,6 millones de euros; la Diputación, 7,5 millones; el Ministerio de Cultura, 700.000 euros, y el resto del presupuesto sería asumido por el consistorio, según fuentes oficiales. El Ayuntamiento confía en que al final no tendrá que pagar el 80% del coste y solicitará a las demás instituciones aumenten su parte.

El equipo de gobierno rechaza que la infraestructura sea un mero auditorio, considera que no se solapa con otros equipamientos, como el Buesa Arena o la plaza de toros y esgrime varios datos económicos que avalan su construcción: afirma, por ejemplo, que cada euro invertido generará 2,8 euros en la economía vasca, 64 millones anuales en total. Los tres años de obras crearán 2.643 empleos y las Administraciones saldrán beneficiadas al recaudar el 25% de la inversión en tributos. Si sale adelante, el BAI Center podría estar listo para mediados de 2014. Y si se paraliza ahora, se perderían los 17,7 millones en obras ya adjudicadas.

Vitoria pierde "decenas" de oportunidades todos los años de albergar eventos de mayor nivel,debido a que el Palacio Europa está "desfasado" con las necesidades actuales, según el equipo de gobierno. ¿Es compatible esta idea con una complementariedad de las infraestructuras en Euskadi? Fuentes oficiales responden que sería "injusto" que Vitoria no pudiera actualizar sus instalaciones porque ya existan el BEC y el Euskalduna en Vizcaya o el Kursaal en San Sebastián.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 24 de febrero de 2011