Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Coleccionistas de arrestos

Los acusados de pertenecer a los Dominican acumulan 20 detenciones - La policía les tiene fichados desde 2006

Estructura jerárquica de la banda, vestimenta y gestos de sus miembros además sus zonas de actuación en Madrid.
Estructura jerárquica de la banda, vestimenta y gestos de sus miembros además sus zonas de actuación en Madrid. MARIANO ZAFRA

Los cinco supuestos miembros de los Dominican Don't Play (DDP) acusados de intentar asesinar a dos personas en Alcobendas acumulan 20 detenciones, según explicó ayer el responsable del grupo de bandas latinas de la Brigada Provincial de Información. Los agentes tenían identificados a los imputados por pertenecer al grupo y ya habían sido arrestados por cometer supuestamente atracos, amenazas y extorsiones, según destacó el inspector.

El responsable policial aseguró que los DDP se fundaron en España en diciembre de 2004 como una escisión de los Latin King. En la región tienen varios subgrupos, que ellos llaman secciones o capítulos, situados en las zonas de Prosperidad, Lavapiés, Argüelles, Villaverde y Carabanchel dentro de la capital. En el extrarradio se han asentado en Móstoles, Pozuelo y Alcobendas. Para ingresar en el grupo es necesario pasar una fase de preparación y otra de observación. Esto incluye demostraciones, por parte del aspirante, de valores como "sacrificio y obediencia", que pueden llegar hasta la comisión de robos, según el inspector.

La banda se asienta en la capital y en Pozuelo, Móstoles y Alcobendas

Cuatro de los cinco acusados tenían ya detenciones previas a la agresión del 17 de mayo de 2009 en la calle del Capitán Francisco Sánchez, frente a la discoteca Sucre, en Alcobendas. El único que se salva es Guiler Villar Reyes, que solo había sido identificado en una ocasión acompañando a otros integrantes de los Dominican.

Uno de los que más detenciones acumula era el supuesto jefe del capítulo de Alcobendas, MacGuive Calcaño Cuevas, que fue acusado de lesiones y de robo con violencia e intimidación (atraco), además de otros delitos. También fue imputado en la llamada Operación Manguera, de la Guardia Civil, en noviembre de 2009, por dirigir la organización desde dentro de la cárcel. Le hallaron en su celda un collar que representa el mando dentro de los DDP y algún recorte de prensa relacionado con la banda. "Está claro que, en la agresión de Alcobendas, es el jefe porque dirige la acción y ordena a uno de sus compañeros que le dé la pistola con la que hacen los disparos", resumió el jefe policial. También adquirió armas para el grupo.

Otro que suma diversos arrestos es Luis Alberto Campusano, según el responsable policial. Le imputan amenazas y lesiones, además de pertenencia a banda armada. Cuando los responsables de Información hicieron diversos informes por la agresión de Alcobendas, Guiler Villar estaba en fase de preparación para entrar en la banda, según los investigadores. Con el paso del tiempo se confirmó que estaba en la dirección de la banda.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 23 de febrero de 2011