Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las 17 mayores firmas se unen para impulsar la competitividad

Los patrones de 17 de las mayores compañías españolas han constituido una nueva entidad para impulsar la marca y la competitividad de la economía española, cuyo tejido productivo está formado mayoritariamente por pequeñas y medianas empresas (pymes), sin participación en este grupo. Este nuevo laboratorio de ideas o think tank (en el anglicismo más común) se llama Consejo Empresarial para la Competitividad y señala como objetivo principal aportar ideas que impulsen la competitividad y el crecimiento de la economía española y mejoren su imagen y credibilidad internacional.

Sus ideólogos, los 17 hombres que ayer comparecieron en la misma mesa, son los máximos responsables de Telefónica, El Corte Inglés, Mango, Grupo Barceló, Banco Santander, Repsol, Acciona, La Caixa, BBVA, Inditex, Grupo Planeta, MAPFRE, ACS, Ferrovial, Havas Media Group, Mercadona e Iberdrola y el Instituto de la Empresa Familiar. La facturación acumulada de estos grupos equivale al 35% del producto interior bruto (PIB) español, aunque su aportación real al PIB español es muy inferior, pues esta no se mide por la facturación.

El presidente del Consejo y a su vez presidente de Telefónica, César Alierta, definió la iniciativa como "un ejercicio de responsabilidad social corporativa total". Y rechazó que suponga tirón de orejas alguno al Gobierno, de hecho, comentó que la idea de este grupo comenzó a fraguarse tras el almuerzo de empresarios en La Moncloa el pasado noviembre, cita de la cual los ejecutivos salieron "con optimismo". También aseguró, en referencia a la CEOE, que este nuevo grupo de presión no pretende "suplantar" la labor de ningún otro.

Reformas

Los empresarios han escogido como director general a Fernando Casado, quien acaba de abandonar la presidencia de Catalunyacaixa a los tres meses de su nombramiento. Casado se fue al no lograr las funciones ejecutivas o dedicación total que daba por pactada y después de que el Banco de España vetase un sueldo mayor, al tratarse de una caja con 1.250 millones en ayudas públicas.

Ayer Casado apuntó que el nuevo foro pretende ser un referente en el actual contexto económico, "en el que hubieran sido necesarios mayores consensos para afrontar reformas de mayor profundidad". También destacó la necesidad de recuperar la "cultura del esfuerzo" y dijo que para conseguir los objetivos del consejo relizarán estudios, al tiempo que promoverán el reconocimiento en el exterior del favorable desarrollo de la economía española, visitando a líderes internacionales y participando en foros de opinión.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 22 de febrero de 2011