Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ripoll adjudica a Ortiz la limpieza de los edificios de la Diputación

Cívica gana el concurso con cinco puntos de ventaja y por 4,2 millones de euros

El presidente de la Diputación de Alicante, José Joaquín Ripoll, del PP, imputado en el caso Brugal, despidió el año 2010 con la adjudicación del contrato de servicio de limpieza de los centros y dependencias de la Diputación de Alicante y el Museo Arqueológico Provincial (Marq) por valor de 4,2 millones de euros al empresario Enrique Ortiz, titular del grupo Cívica e imputado en la misma causa judicial por supuesta corrupción.

El proceso de adjudicación, mediante concurso público, arrancó hace meses y en noviembre del año pasado se reunió la comisión evaluadora para analizar las propuestas de las empresas interesadas. Entre estas figuraban firmas importantes como Eulen, SL, Fomento de Construcciones y Contratas o la UTE Gestión Industrial de Servicios y Servicios Auxiliares, integrada por Ginssa, propiedad del presidente de la patronal Coepa, Rafael Martínez Berna, y Samsa, de Antonio Arias. En la tabla de valoración, en la que se prima el mejor precio, la organización del servicio, la maquinaria y el personal necesario, la oferta de Ortiz obtuvo 74,02 puntos, seguida de Aldesa (69 puntos), La Generala con 67,87, y la UTE Gestión Industrial con 67,50. El grupo Cívica, que ya venía prestando ese servicio durante los últimos años, se hizo con el contrato por 4.179.253 euros, cuando el precio de licitación inicial marcado era de 4.993.026.

La diputada de Economía, Hacienda y Recursos Humanos, María del Carmen Jiménez, firmó el 29 de diciembre de 2010 el decreto de adjudicación a la empresa ganadora. Las empresas La Generala y la UTE de Berna y Arias llegaron a presentar ofertas de menor cuantía que la de Ortiz, pero quedaron excluidas por el resto de criterios.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 22 de febrero de 2011