El disidente guineano Ávila deja la huelga de hambre

El escritor disidente de Guinea Ecuatorial Juan Tomás Ávila Laurel anunció ayer en Barcelona que abandona la huelga de hambre que mantenía desde el pasado 11 de febrero en protesta por el régimen "dictatorial" del presidente Teodoro Obiang. "No tiene sentido seguir con una protesta que perdió toda su esencia en el momento en que me vi obligado a salir de mi país", dijo Ávila.

A pesar de poner fin al ayuno, Ávila aseguró que de haber sabido que su protesta iba a tener tanta repercusión "me hubiera quedado en el país con todas las consecuencias". "No organicé esta huelga para escaparme. Arrojo una toalla para tomar otra, sigo pensando que es posible instaurar un régimen democrático en el país a corto plazo".

Ávila optó por la huelga de hambre para presionar a la delegación española -liderada por el presidente del Congreso, José Bono- que la semana pasada viajó a Malabo, a que abogara por la democracia ante Obiang. No lo consiguió.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites
Suscríbete aquí

Sobre la firma

Gorka R. Pérez

Es redactor de la sección de Economía y está especializado en temas laborales. Ha desarrollado la mayor parte de su carrera en EL PAÍS. Antes trabajó en Cadena Ser. Es licenciado en Periodismo por la Universidad del País Vasco y Máster en Información Económica de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS