Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Van Rompuy abre consultas para un pacto de competitividad "desde cero"

Weidmann, asesor de Merkel, se perfila como sustituto de Trichet en el BCE

El presidente del Consejo Europeo, Herman van Rompuy, inicia hoy un viaje por varias capitales europeas para "replantear desde cero", el pacto de competitividad auspiciado por Alemania que recibió un amplio rechazo en la pasada cumbre europea. Van Rompuy inicia su periplo por Estonia, Letonia y Lituania y seguirá la semana próxima la República Checa, Bulgaria y Rumanía. "Escucharé a todos y contrastaré también mis propias ideas y opciones", ha señalado el presidente del Consejo Europeo, "para reforzar la calidad de la coordinación de las fuerzas económicas nacionales". Precisó que se trata de "alcanzar un mayor grado de coordinación de políticas económicas en la zona euro para mejorar la competitividad y la convergencia".

El presidente del Consejo presentará un documento al Eurogrupo

La iniciativa de un pacto de competitividad fue impulsada por la canciller alemana, Angela Merkel, como una contrapartida para aumentar el Fondo Europeo de Estabilidad Financiera, del que Alemania es el principal contribuyente. Aunque Merkel no llegó a presentar formalmente su propuesta en el Consejo Europeo del pasado día 4, la realidad es que durante el mismo los líderes mantuvieron un vivo debate. Bélgica puso reparos a la indexación salarial, Irlanda a la armonización fiscal y varios países consideraron un diktats alemán las propuestas de limitar constitucionalmente el déficit. Incluso Francia tiene problemas internos para reabrir el debate sobre las pensiones.

La idea de Van Rompuy es consultar a todas las capitales y presentar un nuevo documento en la reunión de los líderes del Eurogrupo el próximo 11 de marzo, para alcanzar un acuerdo definitivo en la cumbre de la UE del 24 y 25 del mismo mes. Merkel necesita un compromiso de mayor disciplina fiscal y competitividad de los Veintisiete para convencer a sus socios de Gobierno y a su propio partido.

Por otra parte, la sucesión de Trichet sigue centrando el interés tras la retirada de Axel Weber. Fuentes comunitarias apuntan ahora al asesor de Merkel, Jens Weidmann, sucesor de Werner en el Bundesbank a partir del primero de mayo, para sustituir seis meses más tarde a Jean-Claude Trichet en la presidencia del BCE. Alemania no renuncia a un candidato de su país, pero ha tenido que admitir que el radicalismo de Werner impedía su aceptación por otros países. El presidente y los otros cinco miembros del Comité Ejecutivo del BCE se eligen por mayoría cualificada del Consejo Europeo, en el que solo votan los países del euro, tras consulta con el Parlamento Europeo.

Sobre la candidatura de Mario Draghi al BCE, Silvio Berlusconi respondió ayer con un desaire a un reportero que le preguntó si el escándalo en que está inmerso el primer ministro no perjudica las posibilidades del candidato italiano, informa Miguel Mora. Berlusconi contestó con un latinajo: "usted no es compos sui (dueño de sí mismo), y ahora vaya a que se lo traduzcan". Y con eso puso fin a la conferencia de prensa.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 17 de febrero de 2011