Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Deutsche Börse tendrá el 60% de la fusión con la Bolsa de Nueva York

La nueva plataforma bursátil será la mayor del mundo y tendrá dos sedes

La Deutsche Börse y el NYSE Euronext sellaron ayer el acuerdo definitivo que les permitirá combinar sus operaciones bursátiles en siete países y crear un gigante global en los mercados de acciones y derivados. Una alianza estratégica que se presenta como una fusión entre iguales, pero que en el detalle revela que es la alemana la que adquiere la plaza neoyorquina.

Los números ayudan a entender el tamaño del nuevo titán bursátil, que uniendo a Wall Street y Fráncfort da forma al viejo sueño de crear un parqué planetario. Los ingresos que generará la firma fusionada rondarán los 5.400 millones de dólares anuales, unos 4.100 millones de euros. Del total, el 37% será a través del negocio de derivados y el 29% del de acciones.

El nombre no está decidido, aunque cada una conservará el suyo a nivel local

No solo será la más grande del mundo por ingresos. También por capitalización bursátil, de unos 26.000 millones de dólares, y por volumen, con transacciones por valor de 20 billones gracias a sus operaciones en Alemania, Francia, Reino Unido, Ámsterdam, Portugal, Bélgica y EE UU. Juntas dominarán el 90% del negocio de los derivados en Europa a través de Eurex y Liffe.

Ducan Niederauer, actual consejero delegado de NYSE Euronext, estará al frente de la gestión de la nueva plataforma. Mientras que Reto Franconi, su par en la Deutsche Börse, será el presidente. Los primeros detalles de la alianza ya se dieron a conocer la semana pasada, después de que la Bolsa de Londres se hiciera con el control del mercado de derivados de Toronto.

Los accionistas de la Deutsche Börse controlarán el 60% del capital de la entidad, mientras que los del NYSE Euronext tendrán el 40%. Sin embargo, los gestores de la plataforma neoyorquina se apresuraron a dejar claro que el 55% del capital estará en manos de inversores estadounidenses y que los Consejos de Administración de las dos bolsas "son internacionales". De los 15 miembros del Consejo, nueve serán designados por Deutsche Börse y seis por NYSE Euronext.

Con la fusión de los gestores de los parqués de Nueva York y de Fráncfort -que debe ser autorizada por los reguladores en EE UU y Europa y por sus accionistas- nacerá la primera plataforma diversificada del mundo. "Es vital para competir" en la nueva estructura de los mercados financieros, dijo Niederauer. Gracias a las sinergias, ahorrarán 400 millones al tercer año de la integración.

Un matrimonio entre dos iconos del capitalismo que será complicado, por las diferencias culturales a ambos lados del Atlántico, desde el punto de vista regulador y por las sensibilidades políticas. Los inversores también son escépticos sobre los números que se dan respecto a las sinergias.

La nueva entidad tendrá dos sedes: Nueva York y Fráncfort. Pero está en el aire el nombre, un debate rodeado de gran emotividad y patriotismo, que refleja con claridad el sentimiento de paranoia que se vive en EE UU por el temor de perder su posición de dominio mundial. "Todos estamos muy orgullosos de nuestras respectivas marcas", afirmó el gestor de Wall Street.

En este sentido, en la nota se deja claro que cada parqué nacional conservará su nombre en el mercado local en el que opera, y seguirá las reglas del país. Y que la marca de la entidad combinada reflejará los términos de la fusión, por lo que no puede descartarse que opten por un nombre neutral, que refleje su carácter global.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 16 de febrero de 2011