Bilbao será la primera gran urbe en desplegar una red eléctrica inteligente

Iberdrola y el Gobierno invierten 60 millones en tres años en el proyecto

El típico contador de la luz del que sobresale una rueda giratoria y una hilera de números con las lecturas del consumo, tiene sus días contados en Bilbao y Portugalete. La multinacional vasca, Iberdrola, y el Gobierno vasco firmaron ayer un acuerdo para invertir en total 60 millones en los próximos tres años con el objetivo de desarrollar e instalar en las dos ciudades vizcaínas un sistema de redes inteligentes que permitirá gestionar mejor el consumo doméstico. La digitalización de los contadores permitirá al consumidor beneficiarse de ofertas personalizadas y de la atención remota ante posibles incidentes, entre otra lista de servicios.

El presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán resaltó ayer, durante la firma del acuerdo con el lehendakari, Patxi López, que la colaboración público-privada va convertir a Bilbao en la "primera gran ciudad del mundo en disponer de red inteligente". Existe algún antecedente pero a mucho menor escala. En Castellón se probaron pero solo para sustituir contadores, sin tocar los centros de transformación ni las subestaciones. Iberdrola también ha experimentado con algunos componentes en la ciudad norteamericana de Maine y estudia si probar algunos sistemas en Escocia, a través de su filial, Scottish Power.

López alabó la colaboración público privada en el coche y las redes

Si la pasada semana el lehendakari no pudo asistir a la salida de la cadena de montaje de la multinacional alemana Mercedes del primer vehículo eléctrico de serie del mundo, en Vitoria, ayer puso énfasis en el correcto enfoque de la colaboración público privada. El de Mercedes y el de Iberdrola "son ejemplo de cómo el Gobierno vasco se alía una vez más con una gran empresa para hacer una puesta tecnológica y económica de primer nivel".

La firma entre Galán y el consejero de Industria, Bernabé Unda, se produjo en el piso 30 de la Torre Iberdrola, la nueva sede de la compañía, todavía inacabada, que se ha convertido ya en un icono de la capital vizcaína, y en su techo, a una altura de 136 metros.

El proyecto, según los técnicos de la eléctrica, parte de la sustitución de 230.000 contadores antiguos por nuevos aparatos digitales que afectarán a 410.000 personas, incorpora la renovación de 1.100 centros de transformación, y la construcción de una nueva subestación en la comarca de Lea Artibai. Además, se desplegarán, a medida que suba la demanda, 100 puntos de recarga para coches eléctricos.

Al acto de la firma, al que asistieron también el presidente de la BBK, Mario Fernández y el diputado de Vizcaya, José Luis Bilbao, se unieron los representantes de numerosas empresas suministradoras que colaboran con Iberdrola en el desarrollo del proyecto, y que van a tener que seguir aportando conocimiento para algunos problemas que todavía colean en el departamento de I+D, como el reconocimiento de la propiedad de la red eléctrica.

Según Galán, este proyecto "va a tener un impacto positivo en el desarrollo industrial y de empleo" debido al "efecto tractor de las inversiones de las grandes empresas". Según dijo, el desarrollo masivo de redes inteligentes en toda España podría requerir unas inversiones del orden de 5.500 millones de euros y generar más de 25.000 empleos de muy alta cualificación.

La puesta en marcha de este proyecto permitirá hacer la lectura a distancia de los equipos de medida, así como hacer altas y bajas o modificar la potencia contratada en el momento. Los clientes podrán conocer también su consumo en tiempo real y acceder, cuando se apruebe la normativa correspondiente, a tarifas flexibles en función, por ejemplo, del horario.

Sobre la firma

Pedro Gorospe

Corresponsal en el País Vasco cubre la actualidad política, social y económica. Licenciado en Ciencias de la Información por la UPV-EHU, perteneció a las redacciones de la nueva Gaceta del Norte, Deia, Gaur Express y como productor la televisión pública vasca EITB antes de llegar a EL PAÍS. Es autor del libro El inconformismo de Koldo Saratxaga.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS