Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
FÚTBOL | Internacional

La mayor ovación, a Del Bosque

Quizá el Madrid de Florentino Pérez se haya olvidado de Vicente del Bosque, pero no se puede decir lo mismo del Bernabéu, que anoche, cuando se daban las alineaciones, reservó para el seleccionador español la ovación más grande, muy superior a la dedicada a los jugadores.

Aunque fuera difícil identificar al público, en el que la presencia de colombianos no era precisamente minoritaria, con la afición madridista, es cierto que los seguidores blancos presentes no han olvidado que las dos últimas Ligas de Campeones, la octava y la novena, las alcanzaron con él al frente.

No era la primera vez que Del Bosque volvía al templo del madridismo. Ya lo había hecho en marzo de 2009, en un España-Turquía camino de Sudáfrica. Pero ayer lo hizo con muchos premios y galardones, nombrado marqués por el Rey y como campeón mundial.

Durante el primer tiempo,tras recibir la atención de los fotógrafos, salió del banquillo cuatro veces. La primera, después de la tarjeta amarilla a Piqué. Un par de ellas, tras el remate de Villa al poste y una falta de Busquets, se quedó en el borde del área técnica unos minutos.

Pero ya no hubo otras manifestaciones de reconocimiento desde la grada. Una actitud, la del Bernabéu, discreta, afín al personaje. Y diferente de la indiferencia del Madrid.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 10 de febrero de 2011