Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

España pierde competitividad respecto de los socios del euro

La competitividad de las exportaciones españolas mejoró en 2010 frente a la de los países de la Unión Europea y de la OCDE, según los datos publicados ayer por el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio, si bien empeoró con relación a la de los integrantes de la zona euro.

Para hacer la comparación entre distintos países, el ministerio utiliza los índices de tendencia de competitividad (ITC), que tienen en cuenta la evolución de los precios sobre la base de dos indicadores: el índice de precios al consumo (IPC) y el valor unitario de las exportaciones (VUE). Cuanto menores sean los ITC de una economía, mejor resulta su competitividad.

Las empresas españolas fueron en 2010 un 0,7% más competitivas frente a las del conjunto de la Unión Europea, debido fundamentalmente a la reducción del índice del tipo de cambio. Por esta razón, la mejora de la competitividad fue mayor si se compara solamente con los países comunitarios que no pertenecen a la zona euro (un 5,2%). Sin embargo, en relación con el resto de países que comparten la moneda única, las empresas españolas fueron un 0,3% menos competitivas, sobre todo porque la inflación creció más que la media de la eurozona.

Frente a los Estados de la OCDE, la competitividad española mejoró en 2010 un 1,9%, mientras que en el año anterior había descendido un 0,9%. Las caídas tanto del índice del tipo de cambio como del de precios relativos, llevó a las empresas a ser un 7,2% más competitivas si la comparación es con la OCDE sin contar a los países de la Unión Monetaria.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 9 de febrero de 2011