Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
La nueva izquierda 'abertzale'

Eguiguren alega que el recuerdo de los ausentes le impidió acudir

Tras escuchar el pronunciamiento de Rufi Etxeberria e Iñigo Iruin rechazando la violencia de ETA, el presidente del PSE-EE, Jesús Eguiguren, silencia su victoria moral. Su prolongado acto de fe durante los últimos meses en favor de la deriva democrática de la ilegalizada Batasuna, que le ha provocado numerosos enfrentamientos ideológicos dentro y fuera de su partido, se vio refrendado ayer en Bilbao. Pero Eguiguren, que conocía de antemano la letra y la música del discurso de la izquierda abertzale, declinó la invitación al acto de Lokarri mediante una carta en la que formuló un guiño a la interpretación política más abierta. El líder socialista alegó: "El recuerdo de los ausentes me lo impide". Ante tan intencionado mensaje, Paul Rios, coordinador de la red social que organizaba la puesta en escena de los estatutos de la nueva Batasuna, no dudó en repartir el escrito entre las decenas de periodistas allí presentes.

Eguiguren se extendía ante el responsable del colectivo Lokarri en más argumentos para que aceptara su ausencia: "Comprenderás que por razones de prudencia y responsabilidad no pueda acudir. Con el tiempo las cosas podrían ir cambiando, y con resolución y convicción se adopten las decisiones definitivas e irreversibles que todos deseamos", predijo.

En sintonía con la apuesta de futuro de Batasuna, Eguiguren admite: "Hoy tenéis la oportunidad de hacer vuestras las palabras del bertsolari Xalabador dedicadas a la paz". En ellas, este poeta dice: "En paz he venido a cantarte a ti, tenía ganas desde hace tiempo".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 8 de febrero de 2011