Ola de cambio en el mundo árabe

La fuerza del cambio demográfico

El ritmo de crecimiento de la población musulmana constituye un factor de cambio de la sociedad no solo en los países árabes, sino en todo el mundo. Según un estudio publicado recientemente por el Pew Research Center, en los últimos 20 años los fieles de religión islámica han pasado del 19,9% del total de la población mundial en 1990 al 23,4% en 2010 y serán el 26,4% en 2030. Actualmente, los cristianos constituyen el 32% del total, pero los cambios demográficos disminuirán este porcentaje, ya que la elevada fertilidad de los musulmanes contrasta con la de los países occidentales, tradicionalmente inferior.

En Francia y Bélgica la población musulmana constituirá el 10% de la población en 2030, mientras en EE UU pasará de los actuales 2,6 millones a 6,2 en 2030. En el cuadro demográfico están muchos de los factores que permiten entender el fermento político de estos días: sobre todo, el potencial de cambio, antes reprimido, que brota de una amplia población joven muy frustrada por la falta de oportunidades.

En Túnez, donde fueron la punta de lanza de la revuelta, los menores de 30 años representan al 52% de la población. Pero estos datos resultan aún más impactantes en los países que están viviendo las principales revueltas en estos días, Egipto y Yemen, cuya población menor de 30 años constituye respectivamente el 63% y el 77% del total. Las escasas perspectivas laborales constituyen un factor explosivo para estos regímenes. A todo esto se suma la frustración de estos jóvenes, que tienen acceso por Internet a un sueño de modernidad y progreso.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites

Suscríbete aquí

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 28 de enero de 2011.

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50