Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:Nuevo rumbo en la Casa Blanca

Las dos voces de los republicanos

El Tea Party rompe la tradición y pronuncia una segunda réplica al presidente

Como es costumbre, tras el discurso del presidente sobre el estado de la Unión (SOTU, siglas necesarias para twitear con eficacia sobre el acontecimiento político del pasado martes, State Of The Union), el partido que está en la oposición -en este caso el Republicano- da la réplica a las palabras del hombre que rige los destinos del país. La persona elegida en esta ocasión fue Paul Ryan, congresista por Wisconsin y presidente de la Comisión de Presupuesto de la Cámara de Representantes -y que afortunadamente hizo olvidar la penosa comparecencia del gobernador de Luisiana, Bobby Jindal, en 2009-. La réplica se retransmite casi a renglón seguido de que el presidente abandone el hemiciclo y la cubren todas las cadenas de información.

Este año ha habido una excepción. La oposición no ha tenido una sola voz sino que le ha salido un competidor con el que el Partido Republicano no se siente muy cómodo. Nada cómodo, de hecho. Michele Bachmann, líder del caucus del Tea Party en la Cámara, dio su propia y no autorizada réplica al estado de la Unión.

La semana pasada, un grupo de reporteros siguió sus pasos por los pasillos del Capitolio buscando una explicación al por qué de un doble discurso. La republicana de Minnesota se zafó diciendo que nunca consideró las palabras que pensaba pronunciar como una respuesta al discurso del presidente a pesar de que el título del texto que su oficina hizo público el martes era este: Respuesta de Bachmann al estado de la Unión.

Desde las filas republicanas intentan mostrarse conciliadores con la idea de tener que asumir que les ha nacido un hijo respondón -que además ahora tiene voz y voto, sobre todo voto-, pero Eric Cantor, líder de la mayoría republicana de la Cámara, no pudo disimular su frustración y descontento al enfatizar: "Paul Ryan es quien da la respuesta oficial".

Cierto es que mientras a Ryan se le podía escuchar y ver en cualquier cadena, a Bachmann solo se la vio en CNN, grabada por Fox -que no dio la comparecencia-, utilizando un estudio del Club Nacional de Prensa y retransmitida en directo por Internet por el Tea Party Express, que tuvo un pequeño contratiempo y durante un buen rato, en lugar de emitir el discurso de Bachmann que tanto había publicitado, ofrecía la reunión de un grupo de ciudadanos con responsables de la Casa Blanca que se llevaba a cabo tras el discurso del presidente.

Pero a Bachmann se la escuchó y por primera vez en la historia el presidente tuvo dos réplicas y puede que se haya escrito más del formato que de lo que se dijo a través de él.

"Nuestro país está llegando al límite", dijo Ryan. "Si el gasto del Gobierno no se revisa y corrige, el pasado siglo será considerado nuestro mejor siglo", finalizó el portavoz oficial del Partido Republicano.

Bachmann, con serios problemas para encontrar su cámara, informó a sus conciudadanos de que "EE UU tiene uno de los mejores sistemas sanitarios del mundo", por lo que el plan de Obama es absolutamente innecesario.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 27 de enero de 2011