Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno mantendrá el recorte del 5% en el salario de los funcionarios

La misma medida permitió el año pasado ahorrar 100 millones en sueldos

Los funcionarios de la Administración vasca verán recortados sus salarios en un 5% como media en las 14 pagas de este año. La medida, que será aprobada la semana entrante por el Consejo de Gobierno, se inspira en la política de "contención" en el gasto de la masa salarial de los empleados públicos, aplicada en Euskadi desde junio del año pasado. El tijeretazo a las retribuciones de los 63.400 funcionarios vascos permitió, entre junio y diciembre pasados, una reducción efectiva de 100 millones de euros en la carga salarial.

La minoración media del 5% se practicará con respecto a las retribuciones que inicialmente correspondían al ejercicio 2011, según explicó ayer el viceconsejero de Función Pública, Juan Carlos Ramos. La decisión del Ejecutivo autonómico afectará no solo a los empleados de la Administración vasca y sus organismos autónomos (Ertzaintza, Eustat, Osalan, IVAP...), sino también a los trabajadores de los entes públicos de derecho privado (Osakidetza, Euskotren, EITB, EVE...) y de las sociedades públicas (Visesa, Ejie, Ihobe...).

La reducción afecta a funcionarios, personal laboral y de sociedades públicas

La rebaja de los sueldos públicos se aplicó el año pasado en cumplimiento de un real decreto del Gobierno central para contener el déficit público. Si el conjunto de los funcionarios de la Administración general perdió un 5% de su salario, sus homólogos vascos lo vieron recortado "con progresividad", asegura Ramos. A los sueldos más bajos se les aplicó una reducción del 0,56% y a los más altos, un 8%. La minoración efectiva fue del 2,86% en todos los conceptos retributivos de las ocho pagas que se vieron afectadas por la modificación presupuestaria recogida en la ley 3/2010.

El Ejecutivo adoptará la próxima semana la misma medida para 2011. El acuerdo de Gobierno incluirá, asimismo, que durante este ejercicio las aportaciones a planes de pensiones o de empleo (Itzarri) y contratos de seguros que incluyan la contingencia de jubilación serán reducidas al 50%.

La repercusión económica que tendrá la adecuación salarial durante el presente ejercicio está aún por cuantificar. Las arcas públicas se ahorraron el año pasado alrededor de 100 millones de euros, aunque en esta cantidad también se incluyen otras actuaciones complementarias, como la reducción del número de sustituciones de empleados en situación de baja médica, la disminución de las contrataciones temporales o la amortización de puestos de trabajo vacantes.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 22 de enero de 2011