Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bruselas cierra el mercado de CO2 por una serie de robos informáticos

Los piratas sustraen derechos de emisión por 30 millones - El escándalo enfría el sueño de un comercio mundial - Ataque coordinado en cuatro países

La Comisión Europea ha suspendido el sistema de comercio de derechos de emisión de dióxido de carbono (CO2) tras un robo en la República Checa y un intento de pirateo en Austria, como mínimo hasta el 26 de enero. El caso sacude a un mercado ya de por sí cuestionado, que ha sufrido un fraude de miles de millones en el impuesto del IVA en la UE y ha obligado a los Veintisiete a sentarse a analizar hoy en Bruselas cómo mejorar la seguridad.

Los derechos de emisión de CO2, como las acciones, son virtuales. Los Gobiernos los asignan a unas 12.000 grandes instalaciones europeas, que comercian con ellos. La idea del sistema, creado en 2005, es que las empresas más eficientes vendan derechos a las más contaminantes. A la larga esto debe fomentar el ahorro de energía y la reducción de emisiones. La tonelada de dióxido de carbono ronda actualmente los 15 euros. El cortafuegos está en Iberclear, de bolsas y mercados.

En 2009, Europol denunció un fraude del IVA de 5.000 millones

MÁS INFORMACIÓN

En noviembre pasado, un pirata informático ya robó 1,6 millones de derechos de emisión (a 15 euros cada uno, el equivalente a 24 millones de euros) a la cementera Holcim en Rumanía. De ellos, 600.000 fueron recuperados en Liechtenstein. "El otro millón se ha comprado y vendido tantas veces que está muy fragmentado", explicó Ismael Romeo, director de Sendeco2, bolsa española de CO2.

Los ataques se han sucedido con más o menos éxito los últimos meses. La Comisión Europea admitió que los sistemas nacionales de derechos de emisión están muy mal protegidos. La portavoz responsable de Cambio Climático, Maria Kokkonen, explicó que no descarta que se trate de acciones coordinadas. El sistema europeo de comercio de emisiones tuvo el año pasado un volumen de negocios de 90.000 millones de euros.

Austria, Grecia, la República Checa y Polonia han sufrido intentos de pirateo esta semana. En Chequia consiguieron llevarse el martes 475.000 derechos (unos siete millones de euros). En este caso recuperar los derechos será mucho más complicado, porque proceden de muchos países, no de un único Estado como en el caso rumano. Según Point Carbon, "los derechos fueron transferidos a una cuenta en Polonia, de ahí a Estonia, después a Lichtenstein", donde se les perdió el rastro.El Ministerio de Medio Ambiente español afirmó ayer que el Registro Nacional de Derechos de Emisión (Renade) no ha sufrido ningún ataque informático. El Renade lo gestiona Iberclear, la empresa que gestiona la bolsa y la deuda pública. "Tiene un cortafuegos potente, aunque es cierto que todos los sistemas están interconectados y la Comisión ha decidido cerrarlo todo", según una portavoz del ministerio.

Las implicaciones del robo van más allá de lo económico. La UE considera que el mercado de CO2 es clave para combatir el cambio climático y cada vez otras regiones del mundo se acercan a la UE. California ha creado un sistema similar para 2012 y China ha anunciado que estudia un sistema de intercambios parecido.

Los escándalos amenazan el sueño de crear un mercado mundial del dióxido de carbono. No son solo los robos. En diciembre de 2009, Europol destapó un fraude del IVA de 5.000 millones de euros en Europa. En marzo, la Audiencia Nacional ordenó 14 registros en empresas por la evasión de 50 millones por este sistema.

La inmensa mayoría del mercado no son ya instalaciones contaminantes, sino especuladores: agentes de bolsa y fondos de inversión que compran derechos esperando que suba.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 21 de enero de 2011