Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Aprobada la limitación del voto de los emigrantes

El pleno del Senado aprobó ayer definitivamente la reforma de la Ley Electoral que, entre otras cosas, limitará el voto de los españoles residentes en el exterior. La reforma terminó ayer su tramitación, lo que supondrá que los inscritos en el Censo de Residentes Ausentes (CERA) ya no podrán votar en las elecciones municipales de mayo. Además, para ellos se establece el llamado "voto rogado" para el resto de procesos electorales, es decir, para emitir el voto deben inscribirse expresamente en el censo y, en todo caso, será presencial en los consulados y no por correo como hasta ahora.

Esto ha provocado protestas y rechazo de grupos de emigrantes y de federaciones de los grandes partidos, como la del PSOE, que tiene presencia en el Comité Federal del partido.

La reforma legal aprobada establece por primera vez mecanismos para limitar la actuación de los tránsfugas en los Ayuntamientos, elevando las mayorías necesarias para sacar adelante las mociones de censura.

Otra novedad es que obliga a las televisiones privadas a aplicar criterios de proporcionalidad en sus informaciones sobre las campañas electorales. Es decir, tendrán que hacer como las públicas y establecer proporción en los tiempos de la información de los partidos, según los resultados de elecciones anteriores.

Para evitar la proliferación de candidaturas que no tengan más objetivo que tener acceso al censo, se les exigirá avales a las listas que no tengan representación en procesos anteriores. Se congelan las subvenciones a los partidos y se limitan los gastos electorales. Coalición Canaria e ICV votaron ayer en contra en el Senado.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 20 de enero de 2011