Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

PP y PSOE vuelven a enrocarse a causa del 'caso Matsa'

Griñán: "Los populares deberían asumir responsabilidades por acusar en falso"

La sentencia del TSJA que anula la decisisón del Ejecutivo andaluz de no abrir un expediente al ex presidente Manuel Chaves por no inhibirse en la concesión de un incentivo a Matsa (donde trabaja su hija de letrada) sigue dando vueltas. Los populares han visto un resquicio para resucitar el caso y la campaña de cerco político que iniciaron cuando Chaves -ahora vicepresidente tercero del Gobierno- era titular de la Junta.

El presidente de la Junta, José Antonio Griñán, dijo ayer en Madrid que es el PP quien debe "asumir responsabilidades" por realizar una "acusación en falso", pues el Tribunal Supremo archivó las querellas que habían presentado el PP y el sindicato ultraderechista Manos Limpias por prevaricación y cohecho.

Arenas: "Tenemos que erradicar los privilegios y los abusos"

Griñán se refería a la vía penal que intentó el PP, y que el Supremo tumbó al estimar que estaba basada en "conjeturas". El fallo del TSJA es la respuesta al segundo frente judicial emprendido por los populares, el contencioso-administrativo. "El Supremo ya dijo que no había ningún indicio de actuación irregular", precisó Griñán, quien reiteró que la sentencia del tribunal andaluz se refiere a una cuestión administrativa que la Junta va a recurrir.

El propio Chaves, que estuvo ayer en Albacete, señaló que el caso Matsa no es tal, después de que el Supremo dejara "absolutamente claro que la subvención que se dio a la empresa Matsa fue legal, limpia y transparente y que mi actuación fue absolutamente intachable". El ministro de Política Territorial agregó: "El TSJA dice que hay también un expediente administrativo sobre si me tuve que inhibir o no ante una decisión colectiva del Gobierno de Andalucía y aprovechar un acto puramente administrativo para volver a la difamación, a las calumnias y a las mentiras". "Me parece que no hay ningún derecho", concluyó.

El líder del PP, Javier Arenas, volvió ayer a la carga y criticó que la Junta y el PSOE califiquen la sentencia del TSJA de "cuestión técnica o administrativa". "Eso es tomarnos por tontos a los andaluces (...) En cualquier país de la Europa democrática Chaves y Griñán ya habrían tenido que dimitir", remarcó Arenas. "Los privilegios y los abusos son una cuestión política de primera magnitud que tenemos que erradicar", dijo.

El PP va a seguir insistiendo en la investigación parlamentaria y en que el Gobierno andaluz "cumpla con su obligación de abrir expediente". "Va a ser un expediente forzado, y no derivado de la conciencia democrática en beneficio de la limpieza y la transparencia", añadió.

Por su parte, el portavoz parlamentario del PSOE, Mario Jiménez, señaló: "Arenas tiene un problema, que es su obsesión y que no le perdona a Chaves que le venciera en tres confrontaciones electorales. Ni se lo perdona a Chaves ni a los ciudadanos (...) En términos de honradez, Arenas no le llega a Chaves ni a la suela del zapato"

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 20 de enero de 2011