Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Fiscalía de Sevilla investiga el supuesto robo de dos bebés en 1977

La Fiscalía de Sevilla investiga la supuesta desaparición de dos gemelas recién nacidas en 1977 en el Hospital Virgen del Rocío de la capital andaluza, denunciada por una pareja de Utrera hace diez días. Ayer el ministerio público recibió una nueva denuncia de otra presunta desaparición de un bebé, y ya son tres los casos denunciados en la provincia de Sevilla. Mientras, la fiscalía de Cádiz ha recibido 14 denuncias, Algeciras otras 13, Málaga cuatro y Granada una. Es una creciente oleada de denuncias de familias que tras tres o cuatro décadas han denunciado la desaparición de sus hijos o hermanos, dados por muertos por los hospitales.

"Cada caso es muy distinto y de momento no hay indicios de que los casos no estén conectados", aclaró ayer la fiscal jefe sevillana, María José Segarra. Felisa Sosa dio a luz a sus hijas y los médicos del Hospital Virgen del Rocío le dijeron que estaban muertas antes de nacer. "Pero yo me las sentía mover en la barriga", dijo Sosa, que presentó la denuncia ante la fiscal junto a su esposo Juan Gómez. Ayer la mujer expresó su alegría ante el inicio de las pesquisas sobre el caso después de 33 años.

Revisión de criterio

La pareja resalta la extraña actitud de la ginecóloga que la atendió, que sigue en activo en el hospital. Mientras, el Libro de Registro del cementerio sevillano solo había enterrado "un feto hembra", según subraya la pareja, mientras que el hospital les había informado de que las dos gemelas murieron antes de nacer. Sosa asegura que la autopsia reveló que las bebés tragaron líquido amniótico, y que la médica "no recordaba los detalles" de la noche del parto.

La Fiscalía de Sevilla archivó sin investigar la primera denuncia presentada en octubre pasado sobre un supuesto robo de una niña en 1968. El fiscal argumentó para el archivo del caso que el tipo delictivo no existía desde hace 43 años. Ahora, la fiscal jefe ha ordenado la revisión de dicha prescripción: "Estudiaremos los nuevos casos y si es necesario un replanteamiento, se hará", dijo. La Asociación Nacional de Afectados por Adopciones Irregulares (Anadir) ha acumulado más de 300 casos y presentará una denuncia a finales de mes ante la Fiscalía General del Estado.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 20 de enero de 2011