Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los compradores estrenan la antigua torre Windsor

El nuevo rascacielos edificado en el solar de la torre Windsor, víctima hace seis años de un polémico y espectacular incendio que iluminó la noche madrileña, finiquita su renacer. La torre Titania, de los arquitectos Pablo Muñoz y Pedro Vilata, ya alberga más de 20.000 metros cuadrados de superficie comercial de su nuevo dueño, El Corte Inglés. La parte destinada al comercio y la venta de esta torre fue abierta al público progresivamente durante los últimos dos meses. En Navidades se ultimó este proceso y se inauguró la puerta del edificio, que responde a criterios ambientales. Y este mes de enero se ha puesto en servicio el aparcamiento situado bajo este edificio de 22 plantas, del que las siete primeras son para la actividad comercial.

Ahora solo falta acabar el "remate" de las plantas más altas, zona que pertenece a los 14.430 metros cuadrados habilitados como oficinas que El Corte Inglés sacará al mercado del alquiler. Obras que previsiblemente se terminen este trimestre y que culminarán un edificio de 103 metros de altura. En febrero de 2005, el octavo rascacielos más alto de Madrid, con 106 metros en el corazón financiero, sucumbió a un incendio que comenzó por encima de su planta 20 y que se convirtió en el más importante sufrido en la ciudad.

El Corte Inglés adquirió a finales de 2006 por 480 millones de euros la sociedad Ason Inmobiliaria de Arriendos, de la familia Reyzábal, propietaria del solar de la torre Windsor. Las partes en litigio tras la destrucción del rascacielos (propietarios, aseguradoras, inquilinos y comerciantes) esperan el resultado de una causa civil, una vez fuera archivada definitivamente la vía penal en 2007 al no encontrarse "indicio alguno que permita concluir en la intencionalidad del incendio".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 17 de enero de 2011