Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

2010: el otro año más cálido

La NASA lo sitúa como el más caluroso junto a 2005, pese al crudo invierno que vivió Europa

El año 2010 fue, junto con 2005, el más cálido desde 1880, cuando comienzan los registros de temperatura. Así lo afirman dos centros de EE UU, uno de ellos, la NASA, que apunta al cambio climático. "Si la tendencia de calentamiento continúa, como es esperable si siguen aumentando los gases de efecto invernadero, el récord de 2010 no durará mucho", afirmó en un comunicado James Hansen, director del Instituto Godard de Estudios Espaciales de la NASA y uno de los científicos más vehementes sobre el cambio climático. Otros centros británicos realizan un análisis similar y no siempre coinciden en la clasificación exacta.

Después de 2005, los siguientes años más cálidos son "1998, 2002, 2003, 2006, 2007 y 2009, que están estadísticamente empatados en el tercer puesto", según la NASA. Además, 2010 ha sido el más húmedo desde que hay registros, según la NOAA, el otro centro de Estados Unidos que dio datos.

La agencia de EE UU apunta al cambio climático como causa

España ha tenido la temperatura media más baja desde 1996: 15,66 grados

El estudio se ha hecho a partir de datos recopilados en 1.000 estaciones meteorológicas de todo el mundo, observaciones de satélite de la temperatura de la superficie del mar y centros de medición de la Antártida. Un programa informático calcula la anomalía en temperatura, la diferencia respecto a la media 1951-1980.

Los autores del estudio afirman que el récord es "especialmenente significativo porque la última mitad del año estuvo marcada por La Niña, un fenómeno periódico que enfría la temperatura del mar en el Pacífico. Phil Jones, de la Universidad de Eats Anglia, en el Reino Unido, declaró a Reuters, que "probablemente el próximo año con el Niño se rompa la marca".

El Niño, las erupciones volcánicas y la actividad solar pueden influenciar la temperatura en un año determinado. A estos fenómenos se suma la tendencia del calentamiento global. El Panel Intergubernamental de Cambio Climático afirma que, con un 905 de probabilidad se puede achacar a la emisión de gases de efecto invernadero, principalmente CO2 por la quema de combustibles fósiles. Estos gases se acumulan en la atmósfera y retienen parte del calor que emite la Tierra.

Los científicos piden mirar década tras década. Según la Organización Meteorológica Mundial (OMM), la década 2001-2010 es la más cálida, con las temperaturas 0,46 grados por encima de la media del periodo 1961-1990.

Los datos de lo cálido del año en todo el planeta pueden parecer paradójicos en Europa, que sufrió uno de los inviernos más fríos. Irlanda y Escocia vivieron uno de los más gélidos desde 1962-1963, como ocurrió en buena parte de Europa central.

España, con una temperatura media de 15,66 grados centígrados, por ejemplo ha tenido la temperatura media más baja desde 1996, según la Agencia Estatal de Meteorología. Y ha vivido un año extraordinariamente húmedo, con lluvias que superan en un 29% la media.

Que Europa Occidental y EE UU sufrieran grandes nevadas a principios de año hizo que, según expertos como Nicholas Stern, cayera la percepción del cambio climático como problema. Pero grandes zonas del planeta han sufrido situaciones extremadamente calurosas. Rusia padeció una ola de calor similar a la que en 2003 azotó Europa occidental. La temperatura media en julio en Moscú estuvo 7,6 grados por encima de la media. El día 29 de ese mes se estableció un récord en la capital rusa que parecía imposible: 38, 2 grados y durante 33 días seguidos el termómetro superó los 30 grados (en 2009 no hubo ningún día por encima de 30 grados). La ola de calor causó unas 11.000 muertes.

En Mohenjo Daro (Pakistán) se alcanzaron el 26 de mayo los 53,5 grados, la mayor temperatura registrada en Asia desde 1942. El norte de África y la Península Arábiga también han tenido máximos como los 50,4 grados de Doha (Qatar) o los 47,7 de Taroudant (Marruecos), siempre según la OMM. Canadá tuvo temperaturas de hasta seis grados por encima de la media en el norte del país. El Ártico es la zona del planeta que más se calienta. La extensión del hielo en diciembre fue la menor para ese mes desde que en los 70 comenzaron los registros por satélite.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 14 de enero de 2011